Según estudios, por esto eres una persona impuntual

¿Qué tan importante para ti es la puntualidad?

A todos nos ha pasado en más de una oportunidad en que llegamos a encontrarnos con la persona, pero ésta no aparece hasta después de varios minutos. ¿Muy chileno, no?

Pero esta no es una actitud al azar, ya que esta tendría un origen desde el punto de vista científico.

¿Quieren llamar la atención?

Según consigna el portal Gizmodo, el escritor y experto en psicología de la conducta humana, Alfie Khon califica a las personas impuntuales como “desconsideradas”, término que en un principio ya nos da una explicación de hacia donde va su investigación. Dentro de esto mismo, el experto señala que este tipo de personas incurren en esta actitud debido a la necesidad de atención que poseen, lo que los llevaría a disfrutar de la atención que les brinda el individuo que han hecho esperar.

¿Tendencias autodestructivas?

Otra idea que surge a partir de las investigaciones realizadas por el especialista, es que simplemente estos no le entregan la importancia debida al retraso, esto a diferencia de muchas personas que a medida de que avanza el reloj más se apuran para poder llegar a su destino a tiempo.

“Tal vez tienen una tendencia a perderse en lo que están haciendo actualmente y no descubren qué hora es hasta que es demasiado tarde”, asegura Khon en su investigación.Hay otros expertos que han entregados sus opiniones respecto a esta problemática, ya que según publica el el medio ya mencionado, la profesora de Psicología de la Universidad de Massachusetts, Susan Krauss Whitbourne manifiesta que según argumentan sus colegas “freudianos”, quienes no acostumbran a llegar a tiempo a sus citas padecen de tendencias autodestructivas.

Por otra parte el psicólogo Adoree Durayappah-Harrison argumenta que esto se puede deber a la falta de principios o simplemente el disgusto que el individuo siente durante la espera.

¿Demasiado positivo?

Pero no siempre actitudes negativas desencadenan que una persona sea impuntual frecuentemente, ya que según menciona un artículo publicado por el The New York Times, esta tendencia negativa podría deberse a un exceso en el positivismo del individuo.

Esto se podría reflejar en casos como cuando pensamos que un tramo que habitualmente demoramos 30 minutos en recorrerlo podemos hacerlo en tan solo 15, lo que llevará como resultado final llegar atrasado a la cita o reunión agendada.


Comentarios