Cuando somos generosos, somos felices

Cuando hacemos algo por los demás, nos sentimos mejor... y no lo decimos nosotros, sino que la madre ciencia.

Y es que un nuevo estudio de la universidad alemanda de Lübeck, descubrió que cuando somos generosos nos sentimos más felices y por esto, habrían tantas personas que tienen comportamientos altruistas, aun cuando hacer algo por los demás implique un coste personal.

Según su estudio, al ser generosos se activa la zona del cerebro relacionada con la felicidad, algo que descubrieron gracias a imágenes de resonancia magnética.


Para eso, tuvieron 50 voluntarios, divididos en dos grupos. A uno se le pasó dinero para que gastaran en ellos mismos y a otros, para que gastaran en otras personas, como invitar a un amigo a comer. Así, al paso de cuatro semanas, se les pidió a los voluntarios que eligieran a alguien para hacerle un regalo, que implicaba un beneficio para la otra persona y un gasto de dinero para el voluntario.

El resultado mostró que quienes las primeras semanas gastaron platas en otros, tomaron las decisiones más generosas y al mismo tiempo, se sintieron más felices.

¿qué tal?


Comentarios