4 cosas que NUNCA deberías decirle a tu pololo…

Las peleas de pareja son algo normal, lo sabemos. Pero...¿Qué pasa cuando le dices a tu novio cosas hirientes de las que luego te podrías arrepentir?. Hay que tener cuidado, porque frases como "¿Qué sucede contigo?", "Eres patético" pueden quedar rebotando en sus mentes y producir inseguridad en tu pareja, y peor aún, en tu relación. 

1. ”¿Qué sucede contigo?”

Honestamente, a veces es comparable a golpear sus partes pudendas. Decirlo en tono de broma es una cosa, pero cuando respondes con este comentario porque tu novio se olvidó de comprar leche de camino a casa, puedes estar segura de que nunca más se volverá a ofrecer para recoger la leche. Atacar a alguien con estas palabras es una manera lateral de expresar tus sentimientos. Si te sientes frustrada porque se olvidó la “única cosa” que le pediste que hiciera, intenta decirle esto otro: “Sé que no fue tu intención, pero cuando te olvidas de lo que te pedí para que me ayudaras, siento que mis necesidades no te importan. ¿Podrías tratar de acordarte la próxima vez?”

2. ”¿En qué estabas pensando?”

Cuando tu esposo llega a casa y comparte contigo cómo una situación con la que tuvo que lidiar en el trabajo le salió mal, en realidad está buscando compasión y apoyo, no una devaluación de su puñalada por parte de la persona a la que ama. Por supuesto que puedes estar en desacuerdo con la forma en que tu pareja manejó las cosas, pero si no preguntó por tu opinión, será mejor que no la digas. No obstante, si te pide que opines al respecto, entonces estarás buscando resolver sus problemas, no ser tratado como un error o una broma. Puedes intentar lo siguiente: “Bueno, si fuera yo, probablemente habría dicho esto…” Algo simple y poco crítico.

3. ”¿Eso es todo lo que hiciste?”

Mira, en un mundo perfecto, nuestros maridos leerían nuestras mentes. Pero no, si esperas algo de él y no lo expresas, trata de hacer uso de las suposiciones en lugar de vomitar tu desilusión sobre tu pareja. Imagina tu esposo se ofreció a ordenar las habitaciones de los niños mientras tú estabas haciendo la compra. Llegas a casa para ver que su definición de “orden” es estirar un poco las mantas de las camas y empujar los juguetes hacia un lado de la pared. Quizás puedas pensar que tu hijo de seis años haría un mejor trabajo. Sin embargo, a lo mejor no fuiste específica sobre lo que era “ordenar las habitaciones de los niños”. Por lo tanto, puedes probar con: “Aprecio que te hayas ofrecido a hacerlo. No he sido lo suficientemente clara sobre dónde deberían ir los juguetes y cómo se hacen las camas, así que la próxima vez lo haré. ¡Pero gracias por tu ayuda!”

4. "Eres patético”

¡Ay! Escuchar esto no es agradable para nadie. Los niños dicen esto a veces cuando se sienten enojados, dolidos, tristes, decepcionados, etc. Es mejor que te comportes como una adulta y comuniques tus sentimientos de una mejor manera. Si tu pareja ha dicho algo que para ti sonaba crítico y agresivo, la solución no es responder del mismo modo. Puedes decírselo de una manera directa: “Me siento herida/triste/sola en la relación cuando me hablas así. Si te sientes mal por algo que hice, entonces háblame como tu pareja, y me trates así con tus palabras”. ¿Crees que es la hora de un ajuste fine de comunicación? Tanto tú como él, debéis ser respetuosos, adultos y, sobre todo, amables


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Este domingo, todos nos sumamos a nuestro deber cívico

Todo lo que debes saber sobre las elecciones

Este domingo, todos nos sumamos a nuestro deber cívico

No cree en

Portavoz manda "a laar" al Arzobispado al ser invitado a cantar en la visita del Papa

No cree en "obispos, ni el Papa, ni creencias europeas invasoras".