Experto entrega 5 consejos para dormir bien en verano

Lo que debería ser una práctica natural, se vuelve un desafío con las altas temperaturas de la temporada

Experto entrega 5 consejos para dormir bien en verano

El calor es uno de los factores que más influyen a la hora de conciliar el sueño, debido a que los hogares consumen las altas temperaturas del día y afectan el buen dormir.

El director médico y neurólogo de la Clínica Somno, Pablo Guzmán, explica que la temperatura ideal para dormir de noche está entre los 18 y 20 grados, “es a esta temperatura que se produce un buen descanso. El exceso de calor nos puede provocar molestias como sudoración, picazón en la piel y sofoco, para lo cual hay cambios en la rutina y pautas para el dormitorio que pueden ayudarnos a mejorar el dormir nocturno”, comentó.

“Lo que hay que cuidar es evitar salir del sueño profundo. Nuestros consejos apuntan a que la persona duerma en una atmósfera agradable que no distraiga al cuerpo y lo despierte por incomodidad”, agregó Guzmán.

La lista de los consejos entregados por el especialista son los siguientes

1) Evita las comidas nocturnas pesadas

Es recomendable optar por una cena ligera y evitar la ingesta de alcohol, ya que inducen un sueño menos profundo, el que se verá incrementado con el calor.

2) Toma menos agua en la tarde-noche

Trata de tomar agua por última vez unas dos horas antes de dormir para evitar despertar de noche e ir al baño.

3) No exageres con el aire acondicionado

Si usa aire acondicionado, mantenlo a una temperatura cercana a los 22 grados ya que ese frío puede producir problemas como sequedad de mucosas, alergia y tos.

4) Utiliza telas livianas como el algodón para dormir

No es aconsejable dormir completamente destapado, porque en la madrugada la temperatura ambiente y corporal bajan baja pudiendo pasar frío, lo que saca a la persona del sueño profundo.

5) Toma una ducha tibia

Si el calor es excesivo, se recomienda una ducha tibia y no fría. Esto porque el cuerpo asimila la temperatura templada a un buen descanso, y el cambio de temperatura al salir del baño es un excelente inductor natural del sueño.

 

 


Comentarios