Investigaciones sobre el cáncer de mamas ayudarían a detener metástasis en pacientes

Las pruebas podrán realizarse en humanos durante enero en pacientes de la Clínica Alemana

Investigaciones sobre el cáncer de mamas ayudarían a detener metástasis en pacientes

Gracias a un estudio que están realizando académicos de la Universidad del Desarrollo (UDD), en conjunto con la Clínica Alemana se podría encontrar un tratamiento que pueda aminorar los efectos del cáncer de mama.

El doctor en Ciencias Fisiológicas y especialista en Biofísica y Fisiología Celular de la Universidad Católica, Mauricio Retamal está trabajando hace dos años para eliminar una proteína de las células de cáncer de mama que podría ayudar a detener el crecimiento de tumores y metástasis. 

La proteína se llama conexina, y se expresa en tejidos hipóxicos, o sea que tienen poco oxígeno y normalmente está ubicada en las células del cristalino del ojo humano. Sin embargo, cuando el cáncer se instala en los senos, la proteína aparece en las células malignas de esta parte del cuerpo provocando su ramificación.

Los investigadores descubrieron que al extraer la conexina las células tumorales, la velocidad de migración disminuye, incluso se vuelven mucho menos agresivas. 

Retamal también explicó “las células cancerígenas también son hipóxicas, por lo que lo que es un buen ambiente para las conexinas, que en palabras simples son una proteína que se dedica a transmitir información entre las células del cuerpo. Las células tumorales envían ‘información’ a otros tejidos para luego proceder a invadirlos (metástasis), al eliminar esta conexina esta información dejaría de viajar por el cuerpo humano, lo que podría además disminuir o incluso detener las metástasis”, explica académico de la UDD.

Las pruebas podrán realizarse en humanos durante enero en pacientes de la Clínica Alemana. Retamal junto con su colega Rodrigo Acuña, ganaron un concurso interno de la Clínica Alemana llamado “Evaluación de Cxs en Tumores y Sangre de pacientes con cáncer de mama”, en el que trabajarán con el doctor del recinto de salud, Juan Guillermo Gormaz. Esto les permitirá obtener muestra de mujeres de entre 18 y 75 años que tengan esta enfermedad, pasa confirmar si sus análisis “van en el camino correcto”.

De ser así, los beneficios para los pacientes a las que se les detectó la enfermedad, implicarán una mejoría en su estilo de vida. Si todo sale como esperamos, esto puede provocar una baja en las sesiones de quimioterapia, eliminando la caída de cabello y los malestares que conllevan estos tratamientos. Además de que puede aumentar el tiempo de vida las personas al detener el crecimiento de tumores o incluso la eliminación de la metástasis”, explicó el doctor.

 

 


Comentarios