Billie Joe (Green Day) no va al estreno de su primera película como actor de doblaje

El cantante de Green Day ha tenido sin duda un año duro y multipremiado para alguien que en el pasado se declaró alérgico a las «alfombras rojas», esto es, un tipo anti-ceremonias y anti-todo lo que se le parezca. Sin embargo, no asistir al estreno de su primera película como actor de doblaje, en la que da voz al personaje principal, es excesivo. No se saben aún las razones.


Billie Joe Armstrong, vocalista y guitarra principal de Green Day, no acudió la semana pasada al estreno de Live Freaky! Die Freaky!, una cinta futurista de animación dirigida por el novel realizador John Roecker.


Esta cinta, rodada en 2003, tiene entre sus voces principales a Tim Armstrong, cantante y guitarrista de la banda punk Rancid (hace de narrador), los otros miembros de Green Day, el baterista Tre Cool y el bajista Mike Dirnt, los miembros de Good Charlotte Benji y Joel Madden, la cantante de Lunachicks Theo Kogan (quien ya hizo papelitos de cine en Rock star y Zoolander), el ex líder de Black Flag Henry Rollins, el legendario campeón de skateboard Tony Hawk, el bajista de No Doubt y ex novio de Gwen Stefani, Tony Kanal, y la actriz italiana Asia Argento.


La ausencia de Billie, quien da voz al protagonista Charlie Hanson en la cinta, sigue sin justificarse. En la fiesta posterior al estreno, el ausente vocalista recibió un irónico «¿Billie Joe, dónde estás?» desde el escenario por parte de Tim Armstrong (no son familia, por cierto), mientras éste tocaba con Rancid.


El argumento de la película sitúa la acción en el año 3069, con la Tierra asolada por las guerras y la desaparición del ozono de la atmósfera. Los humanos buscan desesperadamente dos cosas en ese desierto: comida y un dios que les guíe. Hanson es un claro remedo de Charles Manson, el asesino de Sharon Tate Polanski, el líder espiritual de una banda de asesinos dementes que actuaron a finales de los 60 en Los Angeles. A pesar del terrorífico perfil, y del baño de sangre en el que se regocija la película, quienes la han visto afirman que está bien documentada y tratada con un finísimo sentido del humor.

Contenido patrocinado