James Blunt teme por su vida en los rodajes de sus videoclips

El cantante británico James Blunt se está replanteando el contenido de sus futuros videoclips. Para lograr resultados óptimos, el ex militar se ha sometido a situaciones extremas que considera que «terminarán por llevarle a la tumba», según informa


contactmusic.com


Para rodar el clip de You’re beatiful, Blunt fue arrojado dos veces desde un acantilado. «Hacía mucho frío. Por eso mi voz es tan aguda», se queja el cantante. No ha sido, sin embargo, la peor de sus experiencias. En el vídeo de High lo enterraron en el desierto hasta el cuello durante día y medio y le arrojaron cucarachas, mientras que para Wise Men le lanzaron al fuego.


No obstante, aunque no experimento ningún dolor físico, considera que una de sus peores «torturas» fue durante el rodaje de Goodbye my lover, en el que tuvo que pagar 200.000 dólares para ver a la modelo Mischa Barton actuar con otro hombre sin que él pudiera intervenir ya que su participación en el vídeo se limita a su papel en el piano.

Contenido patrocinado