Madonna no puede dormir y casi cancela recital

La «reina del pop» estuvo a un tris de cancelar uno de sus conciertos musicales en Londres porque un grupo de obreros que trabajaban en dos casas vecinas a su residencia le impidieron dormir durante la noche.


La «chica material», de 47 años, sorprendió a sus fans en el estadio de Wembley Arena durante la gira «Confessions on a dance floor», cuando al sentarse durante uno de los descansos, reveló la razón de su fatiga: «Anoche sólo pude dormir tres horas porque tenemos una construcción ‘en stereo’ a ambos lados de mi casa», declaró Madonna.


«Esta mañana me desperté tan cansada que pensé: ‘No puedo ir a mi recital’. Pero gracias a la energía que recibo por las sonrisas en sus rostros, cambié de parecer», agregó. Por su parte, un encargado de las construcciones vecinas a la vivienda de Madonna en el barrio de Mayfair, declaró que usualmente comienzan la labor a las 8.30 de la mañana, «pero acordamos comenzar a las 10 para que Madonna pueda descansar».


«Nosotros tenemos un trabajo que cumplir y nos sorprende que ella se haya quejado», declaró esa fuente. La «reina del pop» vive en Londres con su esposo, el director de cine británico Guy Ritchie, y sus dos hijos, Lourdes, de 10 años, y Rocco, de seis.

Contenido patrocinado