Viña tiene Festival 2007

El cantante símbolo de la nueva ola británica Tom Jones ya estuvo en Chile una vez, pero ésta será su primera ocasión de subir a los escenarios masivos frente al público nacional.


El miércoles Tom Jones ofrece un gran concierto en Concepción y el sábado lo hará en San Carlos de Apoquindo, pero las cámaras, las luces y los flashes están dirigidos a su presentación del próximo jueves, en la segunda jornada del Festival de Viña, como la gran estrella de esta nueva versión del certamen musical.


Jones llega con una batería de éxitos radiales y ya ampliamente transversales en la era del pop como «It’s Not Unusual», «What’s New Pussycat?», «Green», «Green Grass of Home», «Delilah» y «Sex bomb», que resumen de una carrera que data desde hace cuatro décadas.


Uno y otro: los artistas


A la figura de Tom Jones se unen también exponentes de más líneas músicales como el otro favorito del público chileno. Es Bryan Adams, quien completa 60 millones de discos vendidos en 25 años de carrera, con éxitos como «I finally found someone», Thught I’d Died And Gone To Heaven», «Can’t Stop This Thing We Started» y «Don’t Drop That Bomb On Me».


Luego se suma la armada del rock latino, que integran Fito Páez y Gustavo Cerati como emblemas del rock argentino -uno rockero y el otro electrónico- además de las bandas nacionales Los Tres y Los Bunkers, ambas nacidas en Concepción y una heredera de la otra.


Ana Torroja y Ricky Martin (pop latino), Don Omar (reggaetón) y Lucybell (rock chileno), Kudai (pop adolescente) y la Oreja de van Gogh (pop español) cierran un cartel que tendrá a dieciséis artistas y dos competencias internacionales activas entre el 21 y el 26 de febrero.


Caprichos y aires de grandeza


El staff de artistas actuará para un público del que ya se ha dicho va agotando los tickets para cada día de manera sistemática. El recinto de la Quinta Vergara tiene una capacidad para 20 mil espectadores y está ubicado a pleno Viña del Mar, a 120 kilómetros de Santiago de Chile.


Otra arista del certamen son los caprichos de los artistas que han exigido camillas de masajes, habanos, toallas blancas, espejos de cuerpo entero, sushi, planchas, litros de vodka, vino y whisky para subirse al escenario donde otros años han actuado gente de la jerarquía de Julio Iglesias, The Police, Luis Miguel y Camilo Sesto.


El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar vivió en sus 48 años caídas estrepitosas, como la del grupo mexicano Maná, así como declaraciones políticas que hicieron historia, como cuando entre aplausos el venezolano José Luis Rodríguez llamó a «escuchar al pueblo» en los últimos años del gobierno militar.


Glamour en la ciudad jardín


Desde los días previos los fanáticos, como lo confirman a toda hora las cámaras de televisión, han rodeado los hoteles de lujo del balneario, a la espera de obtener una foto de sus ídolos, un saludo o los premios mayores de un autógrafo o un beso, siempre rodeados entre empujones y guardaespaldas.


Prometiendo desnudos y sorpresas de esa índole, modelos argentinas y chilenas -como Nicole Neumann- se disputan en playas y programas de televisión el cetro de reina del festival. Es un concurso no oficial, creado por los periodistas de espectáculos para elegir a la chica símbolo del año festivalero.


Durante otras versiones, la «corona» la conquistaron bellezas tan disímiles como la salsera cubana Celia Cruz, la italiana Rafaella Carra, la vedette argentina Luciana Salazar y la ex convicta mexicana Gloria Trevi.


Largas noches de baile y música


La noche inaugural, cuyos precios alcanzan los 120 dólares, la abrirá el quinteto La Oreja de van Gogh, autor de éxitos como «El 28», «La playa» o «Muñeca de trapo». Para el cierre, los organizadores apostaron por dos cartas portorriqueñas y bailables: el pop de Ricky Martín y el reggaetón de Don Omar.


En la apertura, en la que actuará también Bacilos, comenzará la competencia internacional que en 1993 llegó a tener como participante a la propia y entonces dsconocida Shakira, al músico Peabo Bryson y al cantautor uruguayo Gervasio.


Este año actuarán representantes de Venezuela, España, Argentina, Colombia, Chile, Francia, Estados Unidos, Canadá y Costa Rica, país que triunfó el año pasado con «Dilo de una vez» de Humberto Vargas. En el certamen de música folclórica, siempre infravalorado por las radios y la crítica, competirán intérpretes de México, Colombia, Perú, Argentina, Brasil y Chile.

Contenido patrocinado