Robert Thicke y Pharrell deben pagar multa por plagio

La canción “Happy” poca gracia le debe hacer a Pharrell en estos momentos. El motivo: con su disquera debe pagar una multa de $USD7,3 millones por plagiar el tema “Got to give it up” del fallecido Marvin Gaye. El cantante junto a Robert Thicke usaron las melodías del tema y las pusieron en el tema “Blurred Lines”.

Este martes el tribunal de los Ángeles dictaminó que tanto Pharrell como Robert Thicke infringieron las leyes de autor y fueron sancionados por plagio.

La familia de Gaye inició la demanda hace tres meses y hoy finalmente lograron el objetivo: recibir el dinero de la demanda más parte de las ganancias por la distribución del single que fue lanzado en 1977.

En una entrevista para la revista GQ, Thicke confesó que antes de componer “Blurred Lines” el cantante le dijo a Pharrell que “Got to give it up” era una de sus canciones favoritas de todos los tiempos.

Contenido patrocinado