Fingió su secuestro… Por miedo a su esposa

Este miércoles, el medio peruano Radio Uno informó de un chileno que se merece un aplauso. Porque mientras estaba de visita en dicho país justo a su esposa, se gastó toda la plata que tenía en apuestas y clubes nocturnes.

Y la solución que encontró, ante el miedo que le dio decirle a su esposa, fue llamar a sus amigos y decirles que lo habían secuestrado, y que le mandaran el dinero cuanto antes a través de Western Union.

Varios amigos del chileno le habrían enviado el dinero, que sería recogido por dos taxistas que luego se lo entregarían a nuestro avispado compatriota. De esta forma, salvaría el condoro, usando el dinero del rescate para no llegar con las manos vacías.

Sin embargo, todo funó cuando la esposa del chileno, presentó una denuncia en la unidad especializada de personas desaparecidas y secuestros.

Finalmente, la policía detuvo a los dos taxistas y al chileno.

Contenido patrocinado