Murió tortuguita que se comió casi mil monedas

Los humanos a veces no medimos las consecuencias de nuestros actos. Hace un par de semanas “Bank”, una tortuga tailandesa, se enfermó por comer 915 monedas que las personas tiraban al estanque donde vivía para atraer a la buena suerte.

Estaba tan mal que tuvieron que operarla, pasó 7 horas en cirugía y después de eso se empezó a recuperar. De hecho, los veterinarios estaban chochos, porque a los días ya estaba comiendo y nadando, y estaba lista para volver a su casa.

Pero el domingo tuvo una recaída, descubrieron que tenía una infección intestinal grande y entró nuevamente a que la operaran de urgencia. Una operación de la que nunca despertó.

Nantarika Chansue, la lider del equipo de veterinarios contó que hicieron todo lo posible por salvarla, pero que el nivel de toxicidad en su sangre fue tanto, que no lo logró. Y le agarró tanto cariño, que se despidió de ella a través de Facebook, donde escribió: “Gracias por ser mi amigo, Bank. Descansa en paz”.

Contenido patrocinado