Tener hermanos nos hace más optimistas y felices

Tener hermanos es una de las cosas más bacanes del mundo mundial, porque hay que decirlo:  Crecer con alguien con quien pelear, aprender a compartir, ser cómplices y sentirse siempre acompañado, es muy entretenido.

Y la ciencia lo confirma.

Un nuevo estudio de las Universidades de Montfont y Ulster descubrió que tener un hermano nos hace más felices y optimistas… sobre todo si son hermanas.

De hecho, la investigación demostró que las hermanas ayudan a sus hermanos a ser más abiertos y comunicativos sobre sus sentimientos, lo que mejora la salud mental. Como si eso fuera poco, otro estudio descubrió que tener hermanos nos hace más amables.

Buenísimo ¿no? 

Contenido patrocinado