¿Problemas con tu afeitado?

Si las mujeres se quejan por los problemas que la depilación les provoca, los hombres lo hacen (o deberían) por el afeitado de su barba.

Ya sea que utilicen un rasurado al cero, se dejen bigotes o decididamente lleven una prominente barba, lo cierto es que esta requiere bastante cuidado y genera bastantes molestias si no realiza el procedimiento adecuadamente.

Así que si eres uno de esos machos recios que vive a lo más “cara cortada”, que el bigote o barba siempre le queda disparejo, o simplemente que sufre con la irritación, aquí te dejamos los 7 pasos esenciales que debes conocer para transformarte en un experto del afeitado.

Lo primero es definir qué afeitado queremos o necesitamos. ¿Completo? ¿Tipo barba de 3 días?, ¿Sólo perfilar el afeitado?. Luego de eso, lo mejor que puedes hacer es optar por el afeitado en húmedo, que se realiza con una máquina de afeitar y que tiene una mayor duración. ¿Cómo?, aquí van los pasos siguientes

2.- Humedecer la cara con agua caliente

Lo ideal es que te puedas duchar previamente, así, con el vapor del agua caliente, ayudas a abrir los poros, eliminar las células muertas y suciedad de la piel. El afeitado se hace más fácil y tu piel sufre menos. Ahora, si quieres otra alternativa, también puedes juntar agua caliente en el lavamanos, y dejar que el vapor humedezca tu cara unos 3 minutos aproximadamente.

3.- Aplica en tu rostro el Gel Shick Protect Extra Sensitive.

En general los geles lubrican la piel, protegiéndola del contacto directo con la máquina de afeitar, además de levantar el vello facial para no irritar la piel. Lo ideal es aplicar una cantidad adecuada, formando círculos en tu cara, y dejarla actuar por 1 o 2 minutos antes de empezar el afeitado

La mejor manera de afeitarse es hacerlo en el mismo sentido del vello y ojalá en una sola pasada. Sólo si no consigues retirarlo por completo, se realiza una segunda afeitada a contrapelo.

La máquina de afeitar se debe deslizar por tu rostro con suavidad y pasadas largas, así evitas cortes, irritaciones y enrojecimientos. Antes de afeitar, estira bien la piel y revisa que no se acumulen pelos en la hoja.

Para partir, inicia tu afeitado por las zona laterales y cuello, dejando la zona de la barbilla y alrededor de los labios al final. De este modo, lograrás un afeitado mejor y más duradero con tu Shick Protect Extra Sensitive.

Finalmente, revisa la zona debajo de la nariz, fijándote que no queden vellos y retoca las patillas.

5.- Lava tu cara con agua fría.

Al terminar, lava tu cara para eliminar los restos de espuma. Así también ayudas a que tus poros se cierren y alivias tu piel.

6.- Seca tu cara con una toalla o pañuelos desechables.

¡Tomate 5 minutos! Evita el secado a la rápida y hazlo de manera ligera, sin presionar ni refregar tu rostro. Si tienes acné o te hiciste un cortecito, esto es especialmente importante. El uso de pañuelos desechables, por su parte, es mucho más higiénico y mucho mejor también si es que sufres de acné.

7.- Aplica la loción para después del afeitado.

La loción es útil para todo el mundo porque ayuda a calmar la piel, pero si tienes piel sensible ¡No la debes olvidar!, porque opera como un verdadero bálsamo facial.

Contenido patrocinado