¡Cambio de hábito! Monja fingió su muerte para seguir el “camino de la lujuria carnal”

Investigadores de Historia Medieval de la Universidad de Nueva York descubrieron unos archivos del siglo XIV que daban cuenta de una monja fugada en un convento en York, Inglaterra y en ellos, se relataba que la religiosa huyó para optar ir por el “camino de la lujuria carnal”, según lo consignado por ABC.

La monja elaboró un maniquí de similares características para fingir su propia muerte, acto que causó revuelvo en la comunidad eclesiástica de ese entonces. “Para advertir a Juana de Leeds, últimamente monja de la casa de San Clemente por York, que debe regresar a su casa”, dice la nota escrita por el arzobispo William Melton, de 1318.

Melton, en una carta para el decano de Beverly, comentó que la monja benedictina Joan había “descartado la imprudencia de la religión y la modestia de su sexo” y que intencionalmente inventó una enfermedad terminal, fue apoyada por “malhechores” y sin pudor de inventar su entierro en una zona sagrada para los religiosos de esas localidad.

“Pervirtió su camino de la vida arrogantemente en el camino de la lujuria carnal, lejos de la pobreza y la obediencia, habiendo roto sus votos y descartando el hábito religioso, ahora deambula en general ante el peligro notorio para su alma y el escándalo de toda su orden”, se puede leer en otras líneas de la carta.

Hasta el momento se desconoce si la monja retornó o no al convento. Por su parte, la investigadora Rees Rones, dijo que “hay bastantes casos de monjes y monjas que dejaron su casa religiosa. No siempre obtenemos todos los detalles ni sabemos cuál fue el resultado”. 

 

Contenido patrocinado