Captan a una madre que debe alimentar en la boca a su hijo por su adicción a los videojuegos

Carlito García es un pequeño de 13 años de Filipinas que ha desarrollado una grave adicción a los videojuegos.

Así lo evidenció un video en el que se muestra al filipino que realiza sesiones maratónicas de 48 horas en un café ubicado cerca de su casa en Nueva Ecija. Lo peor de todo, es que juega sin hacer ninguna pausa, por lo que su madre Lilybeth Marvel debe alimentarlo en la boca.

La mujer de 37 años se ve preocupada mientras le da comida su hijo quien en ningún momento despega la mirada de la pantalla.

La madre del chico ha intentado muchos métodos para frenar la adicción de su hijo como prohibirle las consolas de videojuegos en la casa o retarlo, pero nada funcionó porque Carlito se escapaba a colegio a jugar.

Actualmente los padres del Carlito decidieron sacarlo del colegio tratar su problema. Además, están buscando ayuda en linea.

Contenido patrocinado