Físico explica por qué Capitana Marvel no envejeció entre 1995 y la época de «Avengers: Endgame»

En marzo de este año se estrenó «Captain Marvel», la película de los orígenes de la Capitana Marvel, estableciéndola en el MCU en la década de los 90 y dando más detalles para la formación de los Vengadores, todo como gran preámbulo para el estreno de «Avengers: Endgame», citada en la escena post créditos que llamó la atención por un detalle en particular.

Mientras «Captain Marvel» está ambientada en 1995, la escena post-créditos de Carol Danvers con Black Widow, Capitán América, Bruce Banner y James Rhodes ocurre en 2018, pocos días después del chasquido de Thanos. Aunque esto podría atribuirse a que es un detalle menor típico de una escena post créditos, en «Avengers: Endgame» Capitana Marvel tampoco luce envejecida y sus mayores cambios de apariencia los reflejan sus cortes de cabello en 2023.

Con eso en mente, en el sitio Space.com decidieron llevar las cosas al plano de la ciencia preguntándole a un físico cómo es posible que Capitana Marvel no envejezca en más de dos décadas y esto tendría una explicación razonable.

Paul Sutter, cosmólogo de la Universidad Estatal de Ohio y responsable del podcast «Ask A Spaceman», planteó que, en base a la inflamación que recibió sin ver «Captain Marvel», todo apuntaría a que la «fuente de la juventud» Carol Danvers simplemente sería la teoría de la relatividad especial de Albert Einstein en acción y en el cómo funcionaría el viaje con la velocidad de la luz: «el espacio tiene un límite de velocidad (la velocidad de la luz) y, por lo tanto, el espacio, el tiempo y la masa están estrechamente vinculados. Si te mueves más rápido a través del espacio, ganas masa y también envejeces más lentamente que alguien que está en la Tierra. Es una situación que se ha demostrado una y otra vez, por contradictoria que parezca».

La teoría que explica Sutter daría a entender que el uso de los poderes de Capitana Marvel hace que su envejecimiento sea más lento y por esta razón no luciría mucho mayor que en 1995 en pleno 2018: «Los relojes en movimiento son más lentos», explicó Sutter. «Cuanto más rápido te mueves en el espacio, más lento te mueves en el tiempo. Es una consecuencia de la conexión entre el espacio y el tiempo … si vas más en una dirección, vas menos en otra dirección».

Llevado al plano de la realidad, el cosmólogo plantea que aplicando estos principios en un hipotético escenario real, el sujeto no notaría mayores cambios: «Te sientes totalmente normal. Desayunas, sales a pasear en tu nave espacial, haces tu trabajo, todo se siente normal … sales en tu viaje y recorres la galaxia. Cuando regresas, descubres que para ti y el reloj en tu muñeca han pasado solo unos días o semanas. Mientras tanto, en el reloj de vuelta en la Tierra ha transcurrido años, décadas, siglos, milenios, dependiendo de la velocidad a la que ibas».

Contenido patrocinado