«Game of Thrones»: Las muertes y claves que dejó el cuarto capitulo de la octava temporada

«The Lasts Of The Stark», fue el nombre del cuarto capítulo de la serie del momento «Game of Thrones». Luego de la batalla en Winterfell, donde murió el “Rey de la noche”, se realizaron los funerales respectivos y la ceremonia estuvo a cargo de Jon Snow.

En el salón, Daenerys llama a Gendry y lo nombra Lord de Bastión de Tormentas, una jugaba más que estratégica en vistas al futuro por parte suya. Sin embargo, a Sansa no le gustan los manejos políticos de la reina de dragones y siguen teniendo sus confrontaciones. Dany parece cuestionarse dónde están las lealtades de sus aliados durante la celebración de la victoria.

Por el lado amoroso, Gendry le propone matrimonio a Arya Stark, quien obviamente (en base a la personalidad mostrada desde la primera temporada) lo rechaza.

Pero este no es el único romance que vemos en Winterfell, ya Jaime Lannister y Brienne pasan la noche juntos (para envidia de Tormund), aunque el «mata reyes» posteriormente la abandona para ir donde Cersei, aunque aún no se sabe si es para ayudarla o asesinarla.

Las muertes en el cuarto capítulo:

Rhaegal, uno de los dos dragones de Daenerys, murió camino a Dragonstone a manos de Euron Greyjoy, quien usó una ballesta gigante tras una certera emboscada que también destruyó la flota enemiga.

Otro personaje que dijo adiós fue Missandei, la traductora de la madre de dragones, quien fue capturada tras la batalla anteriormente mencionada y llevada a Kingslanding. Allí, Cersei le exigió a Daenerys que se rindiera. Al no hacerlo, envió a Gregor Clegane para que le cortara la cabeza a Missandei, quien dijo como últimas palabras «dracarys».

Si bien no murió, si fue una partida. Jon Snow se despidió de Ghost, dándole el adiós más FRÍO en la historia de los siete reinos.

Contenido patrocinado