Agencia Europea de Medicamentos da luz verde a primer fármaco contra el coronavirus

El organismo ha recomendado al Consejo Europeo la comercialización del Remdesivir, medicamento que podrá ser usado en pacientes desde los 12 años con neumonía y que requieren oxígeno suplementario

La Agencia Europea del Medicamento apuesta por el Remdesivir para tratar la enfermedad COVID-19 que causa el coronavirus. Esta jornada, el organismo recomendó al Consejo Europeo, que será el que tome la decisión final, la comercialización de este fármaco.

Según reporta El Pais, la decisión de la EMA (por sus siglas en inglés) llega entre otras cosas a raíz de un estudio publicado en el New England Journal of Medicine que atribuía al medicamento la capacidad de reducir del 12% al 7% la mortalidad en pacientes graves y de mejorar el estado de los demás. La homóloga estadounidense de la EMA, la la FDA, ya autorizó su uso en mayo por la vía de urgencia.

Ahora será el Consejo Europeo, que se reúne la próxima semana, el ente que deberá aprobar o no una autorización de comercialización condicional para el Veklury, nombre comercial del producto, que fabrica la estadounidense Gilead. Ese tipo de autorización implica que se puede comercializar el fármaco en toda la Unión Europea aún cuando no sean completos los datos sobre su eficacia y efectos secundarios si se ha comprobado que el beneficio potencial para el paciente es mayor que el riesgo que entraña su administración.

¿Qué es el Remdesivir?

El Remdesivir es un antiviral que detiene la propagación del virus por nuestro organismo. Estará indicado su uso en pacientes mayores de 12 años que con neumonía que necesiten oxígeno suplementario. «Es el primer antiviral específico para la covid-19», señala Benito Almirante, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Hasta ahora, en España sólo se ha empleado en ensayos clínicos y en casos excepcionales cuando no había un tratamiento alternativo. Entre los efectos secundarios adversos que puede ocasionar están la hipotensión y no es la fórmula definitiva para curar a los enfermos de coronavirus. Almirante afirma: «No es el tratamiento de la covid-19, sino un tratamiento. Necesitará adyuvantes, como la dexametasona o anticuerpos monoclonales, para que el paciente se recupere».

De los principales estudios publicados acerca de sus efectos, han aparecido tres en el New England Journal of Medicine, dos de ellos financiados por la propia Gilead, y uno en The Lancet. Este último es el único que no ha visto beneficios en su utilización. Una vez avalado por la EMA, si el Consejo Europeo termina de dar luz verde a su comercialización las agencias reguladoras de este sector de cada país deberán fijar el precio junto a Gilead. «El cálculo que se hace es que costará 4.000 euros por tratamiento», agrega Almirante.

Contenido patrocinado