Conoce la «dieta militar» que te ayudará a bajar esos kilos de más

Es posible que muchas personas hayan ganado kilos durante los últimos meses. Por suerte para ellos, existe una dieta que les ayudará a perder rápidamente el exceso de peso. Aunque ojo, se desaconseja hacer este régimen durante más de 3 días seguidos, En este caso debe estar seguida de 4 días de descanso para volver a repetirla.

Se trata de una dieta militar, que consiste básicamente en restringir tipos de alimentos y calorías por un breve periodo de tiempo. Durante los días que se realice la dieta se recomienda no hacer actividades deportivas o sustituirlas por ejercicios cardiovasculares moderados.

En esta dieta se suprimen las comidas a media mañana y merienda pero se pueden sustituir por un café o infusiones. A lo largo de la dieta las calorías que se ingieren irán de mayor a menor cantidad y principalmente se utilizarán ingredientes con un alto índice proteico, publica El Mundo.

DÍA 1

Para comenzar el día puedes comer una rebanada de pan tostado con mantequilla. Puedes acompañarlo con un café o infusión. Como no se puede añadir azúcar se recomienda utilizar leche con sabor a vainilla o vegetales como almendras para endulzarlo de manera natural. Es importante tomar una bebida con algo de cafeína por su propiedades termogénicas para ayudar a quemar calorías.

A la hora de comer debes comer pan integral con una lata de atún, acompañado de un café o té. Puedes aderezarlo con semillas de chía, pimienta o un poco de mayonesa baja en calorías.

Para cenar toma una pieza de carne moderada a la plancha o a la parrilla, una taza de porotos verdes, medio plátano, una manzana y una taza pequeña de helado. Si no quieres comer carne puedes sustituirlo por garbanzos.

DÍA 2

Para desayunar prepara una tostada de pan integral o de cereales con un huevo entero y la otra mitad del plátano. Si te espera un intenso día de actividad o trabajo puedes doblar la ración.

Para la comida prepara una taza de quesillo blanco, un huevo duro y un paquete individual de galletas saladas como crackers o una tostada de pan molde blanco.

Para la cena puedes volver a tomar proteínas preferiblemente una carne magra como pavo o pollo, una taza de brócoli al vapor o a la plancha, media taza de zanahorias y medio plátano. Puedes acompañarlo con un vaso de leche o un batido de manzana.

DÍA 3

Para el desayuno toma un paquete de galletas saladas o una rebanada de pan con aceite de oliva, una porción de queso fresco y una manzana. Puedes acompañarlo de nuevo con café e infusión. Si necesitas una dosis extra de azúcar puedes endulzarlo con una cucharada de miel.

Para almorzar sólo podrás tomar una rebanada de pan integral y recomendamos hacer el huevo revuelto. Si te parece demasiado escaso está permitido cambiarlo por dos filetes de pechuga de pollo a la plancha.

Para la última cena sólo está permitida una lata de atún y un plátano.

Luego de estos tres días de dieta es posible que veas que has perdido entre 3 o 4 kilos y has reducido el volumen de tu cuerpo. Ésto es debido a que se han perdido muchos líquidos y has bajado drásticamente la cantidad de calorías ingeridas cada día. Es importante seguir tomando 2 litros de agua diarios para hidratar el cuerpo y eliminar las toxinas que no necesitas. Si no quieres sufrir el temido efecto rebote continúa el resto de la semana comiendo de forma equilibrada, evitando comidas con un exceso calórico o productos procesados.

Contenido patrocinado