Demi Lovato habló sobre los problemas que tuvo con su apariencia y adicciones

“La música me trajo mucha alegría cuando era joven, y la perdí con el ajetreo de la industria de la música. No quiero que eso vuelva a suceder", dijo

Demi Lovato conversó sobre los problemas que tenía con su imagen personal y adicción, en una reciente entrevista con Bustle.

En la conversación, la intérprete de “Give Your Heart A Break” contó que todo el mundo hablaba de su apariencia física, que si estaba muy flaca o muy “gorda”, provocando que ella sintiera una presión enorme. “Incluso tuve personas que me controlaron antes de una sesión de fotos para que no me hinchara al día siguiente“, dijo al respecto.

“Hoy el mundo es diferente. Ni siquiera me preparo para las sesiones de fotos. Puedo comer comida de plástico para el desayuno”, reflexionó Demi.

“Quiero una carrera que no tenga nada que ver con mi cuerpo”,manifestó, para luego agregar que “quiero que tenga que ver con mi música, con mis letras, con mi mensaje. Quiero una carrera que perdure en el tiempo, que no tenga que cambiar para tenerla“.

En esa línea, Demi Lovato manifestó que su mánager, Scooter Braun, quien también maneja las carreras musicales de Justin Bieber y Ariana Grande, fue un factor positivo en su cambio de “switch”. “Tenía que reflexionar: ¿qué relación quiero tener con mi agente, sin imponerle mis problemas parentales?“, comentó la artista.

Para Lovato, la cuarentena por la pandemia de Covid-19 ha sido bastante beneficiosa, pese a que el lanzamiento de su nuevo álbum y su nueva gira se han pospuesto. “Poder trabajar conmigo porque tengo tiempo para eso… Fue hermoso”, confesó.

“No estaba en una clínica de rehabilitación, estaba allá afuera, en el mundo, con Netflix. Me dieron una oportunidad. Y pensé: voy a adaptarme, voy a cambiar, voy a aprender“, agregó.

“La música me trajo mucha alegría cuando era joven, y la perdí con el ajetreo de la industria de la música. No quiero que eso vuelva a suceder“, concluyó Demi.

Contenido patrocinado