Emily Ratajkowski denuncia que fue agredida sexualmente por el fotógrafo Jonathan Leder

Emily dijo que la agresión ocurrió en la casa del fotógrafo en 2012. A pesar de la gravedad de los hechos la modelo desistió de presentar una demanda.

La reconocida modelo Emily Ratajkowski denunció que sufrió una agresión sexual por parte del fotógrafo Jonathan Leder en 2012, durante una sesión no remunerada. En una carta escrita en primera persona, que publicó el New York Magazine en la sección The Cut, ella narró los hechos y contó que desistió de poner una demanda por los altos costos que significaría.

En el mensaje, la figura pública relató el hecho, pero también profundizó en los conflictos que ha debido enfrentar al intentar ser dueña de los derechos de su imagen y sobre las fotografías que le han tomado en lugares públicos.

La agresión denunciada ocurrió en los inicios de su carrera, en una sesión de fotos que la modelo debía realizar para la revista Darius. Para esto tuvo que viajar a la casa de Leder a las afueras de New York y pasar una noche en su casa.

En la carta cuenta:

“Mi agente me dijo que debería comprar un boleto de autobús desde Penn Station hasta Catskills, donde un fotógrafo llamado Jonathan Leder me recogería y me reembolsaría el pasaje. Haríamos la sesión en Woodstock, para una revista artística de la que nunca había oído hablar y pasaría la noche en su casa», además agrega, “esto era algo que la industria llama editorial no remunerado, lo que significa que se imprimiría en la revista y la ‘exposición’ sería mi recompensa”.

En la sesión ella tuvo que posar en ropa interior y luego desnuda. “Me habían enseñado que era importante ganarme la reputación de trabajadora y tolerante”, además cuenta que “en el momento en que dejé caer mi ropa, una parte de mí se disoció”, comentó.

La modelo y actriz señaló que en un momento de la sesión la maquilladora se retiró, a esas alturas luego de beber algunas copas de vino dijo estar  “muy, muy borracha”. Después ella y Leder estaban en el sillón tapados con una manta, “tenía frío, tiritaba y estaba acurrucada debajo de una manta. Jonathan y yo estábamos en su sofá, y sentía la textura áspera de sus jeans en mis piernas desnudas”.

Luego de eso tiene recuerdos borrosos, sin embargo recuerda perfectamente que «sus dedos de repente estaban dentro de mí”.

Tras esto relata que, “más y más fuerte y empujando y empujando como si nadie me hubiera tocado antes o desde entonces. Realmente dolía mucho. Llevé mi mano instintivamente a su muñeca y saqué sus dedos de mí con fuerza. No dije una palabra. Se puso de pie abruptamente y se escabulló silenciosamente hacia la oscuridad por las escaleras”.

Luego de este traumático episodio la modelo se fue a dormir y tomó un tren a primera hora de vuelta a su casa.Años después las fotografías de ese día fueron publicadas en un libro sin su autorización.

El fotógrafo Jonathan Leder ha negado la acusación y declaró para Daily Mail, “me siento mal por ella porque está en un punto de su carrera en el que tiene que recurrir a tácticas como esta para ganar prensa y publicidad. Es vergonzoso”.

Contenido patrocinado