Hombre de 61 años va a trabajar con falda y tacones para desafiar normas de género

“Soy solo un hombre heterosexual, felizmente casado, que ama los Porsche, las mujeres hermosas y la incorporación de tacones altos y faldas en mi guardarropa diario”, comentó

Mark Brayan es un hombre de 61 años que ha dado la vuelta al mundo por algo que, para él, no debiese ser tema.

Esto porque, bajo una forma de desafiar las normas de género establecidas por la sociedad”, ha asistido a su trabajo durante cuatro años utilizando faldas y tacones, dado que “la ropa y los zapatos no deberían tener género”.

“Soy solo un hombre heterosexual, felizmente casado, que ama los Porsche, las mujeres hermosas y la incorporación de tacones altos y faldas en mi guardarropa diario”, expresó el ingeniero en robótica alemán que también es padre de familia, según reporta MetroUK.

Mark no sólo se viste así por un tema de gusto, sino porque también quiere que los hombres heterosexuales puedan seguir siendo “masculinos” y aun así ser libres de vestir con la ropa que quieran, pese a que este tenga una connotación “femenina”.

“Lo que me impulsa a vestir faldas es la moda. Comodidad. Querer ser diferente”, dijo el hombre, además de confesar que sus compañeros de oficina tomaron positivamente su cambio de vestimenta, agregando que “ya llevaba algún tiempo luciendo tacones con mis pantalones. Así que no les sorprendió”.

Contenido patrocinado