Rapero Kodak Black denuncia torturas y vejaciones en la cárcel

El rapero Kodak Black está condenado a cuatro años de prisión en una cárcel de alta seguridad en Kentucky, por porte ilegal de armas.

Esta semana el rapero Kodak Black, condenado a cuatro años de prisión por porte ilegal de armas, puso una denuncia contra la oficina general de prisiones y la cárcel de máxima seguridad de Big Sandy en Kentucky. El artista reveló rutinas de abuso mental y físico por parte de la seguridad del recinto. 

Ver esta publicación en Instagram

Time Flies Even When You’re Not Having Fun & Nothing Even Matters We Gone Die Anyway

Una publicación compartida por KILL BILL (@kodakblack) el

El documento de la denuncia lo dio a conocer TMZ y se habla de actos de tortura y represión religiosa: “ha estado con una bata de papel sin espalda frente a una pared más de seis horas sin ir al baño” y que los guardias de seguridad lo hicieron arrodillarse en “estilo ejecución, en ropa interior después de mojarlo”. 

Según los abogados del rapero la religión del artista ha sido objeto de burla, cómo judío practicante ha pedido una cita con un jefe espiritual pero lo han ignorado.

Recordemos que el rapero fue trasladado a esa cárcel de alta seguridad tras una pelea con otro recluso en Miami. Actualmente, quiere ser trasladado a un centro con menos nivel de seguridad y una compensación económica por daños. 

Contenido patrocinado