#TBT40: Estos son los mejores personajes de las teleseries chilenas

Es muy dificil elegir entre tanto personaje bueno que nos ha acompañado a la hora de la once, así que hicimos una pequeña lista entre los 90' y los 2000.

Aprovechando de que hace unos días TVN anunció el regreso de «El Circo de las Montini» a las pantallas, luego de ver que a «Aquelarre» le fue increíblemente bien, además de considerar de que en el 13 están repitiendo «Brujas» y no menor, anda una franja electoral por ahí con personajes de teleseries del recuerdo… ¿Por qué no hacer un repaso?

El Chingao – Mauricio Pesutic, «Amores de Mercado»

Un personaje crudo, que buscaba mostrar la cara de la violencia familiar y que daba la mirada seria de una de las mejores teleseries de los inicios de la década del 2000. No menor, el Chingao había estado en cana por negocios ilegales y tuvo un regreso inesperado al hogar, donde su esposa, Maitén, comienza a sentir el miedo que creyó ya se había perdido.

Angel Mendizábal – Mauricio Pesutic, «Tic Tac»

Voy a seguir con Mauricio porque de verdad tiene grandes papeles, pero éste es uno de los mejores, cuando interpretaba a un papá y ex esposo cuya carrera de actor no estaba dando las lucas necesarias, por lo que consigue un trabajo de secretaria… Que tuvo que conseguir vistiéndose e interpretando a una mujer. Así nació Ángela Smith.

Las tres María – Amparo Noguera, Francisca Imboden y Anotnia Zegers, «Romané»

Estaba difícil elegir entre la María Salomé, María Jacobé y María Magdalena, así que las tres entran en este recuento donde nos dejaron historias de amor intensas y un acento que a todos se nos pegó en la época… O hasta el día de hoy.

DJ Katia – Tamara Acosta, «La Fiera»

Si bien Tamara se lució en algún momento haciendo un papel doble en «Oro Verde», esta fue una joya. Una loca metida en lo que era la música electrónica y muy en su onda que no tenía nada que ver en Chiloé.

Ernesto Lizana – Alfredo Castro, «La Fiera»

Es muuuuuy complejo elegir un solo papel de Alfredo Castro, pero sin duda este se lleva el primer lugar. El «mano de guagua» de Ernesto fue un papel increíble, y que a pesar de que parecía talla, realmente se veía más seguido de lo que uno cree. Este personaje sólo quería resguardar el presupuesto familiar… Pero en exceso.

Olguita Marina – Carmen Disa, «Sucupira»

Una mujer que le venía el ahogo y salía corriendo sin avisar de su destino o cuándo volvería. Su pobre esposo, el boticario del pueblo, se quedaba en blanco cada vez que la señora desaparecía .

Isabel Margarita Dublé – Claudia Burr, «Estúpido Cupido»

Esta colegiala, enamorada hasta las patas de Paul Anka, se traía varias cositas entre manos para conquistar a los chiquillos del colegio de hombres que estaba al frente de donde ella estudiaba. No menor, era la hija del alcalde y la que tenía todo lo que pedía.

Sarita Mellafe – Paulina Urrutia, «Fuera de Control»

Otra loca mala, pero mala de adentro. Incentivando el bullying nada menos que contra su media hermana solo por envidia y rabia… Ay, Dios. Por lo menos la venganza en su contra fue dulce.

Byron y Mariana – Héctor Morales y Antonella Ríos, «Brujas»

¿Saben por qué amo tanto a esta pareja? Porque sus conversaciones eran letras de canciones. Puro amor y desamor entre estos chiquillos que se coquetiaban y tenían una relación muy rara y con hartos celos.

Kiara Salazar – Carola Varleta, «Machos»

LA AMO… Kiara tenía todo ese look de moda a inicios del 2000, con mangas, polainas y chasquilla emo que toda adolescente amaba. Y más encima, era chora y buscaba lo que quería: conquistar a Antonio, el menor de los Mercader, y para eso debía competir directamente con la Madonna (Loreto Capetillo).

Julián García – Álvaro Rudolphy, «Alguien te mira»

Si bien es una teleserie del 2007, este es uno de los mejores papeles de Álvaro. De tanto esfuerzo que él mismo contó que fue una cosa desgastante… Y cómo no si interpretar a un asesino porque el amigo tenía problemas psiquiátricos D:

Consuelo Domínguez – Paola Volpato, «¿Dónde está Elisa?»

También me escapo de los 90′ con este recuerdo, pero ¡QUIÉN IBA A PENSAR QUE CONSUELO ERA LA MALA DEL CUENTO Y QUE HABÍA SECUESTRADO A SU PROPIA SOBRINA! Igual la historia detrás era brígida. En su momento, cuando era una joven estudiante de periodismo, entrevisté a Paola para un trabajo, donde contaba que el impacto era tan grande que los niños del colegio de sus hijos se asustaban al verla… Y claro, también le preocupó que los pequeños estuvieran viendo teleseries nocturnas.

Contenido patrocinado