Alimentacion

Académica de la Escuela de Salud Pública UCh: “La alimentación es uno de los derechos básicos, como el derecho al agua»

La experta Lorena Rodríguez habló sobre su estudio que trata de temas jurídicos, sociales y nutricionales con el fin de incorporar el derecho a la alimentación en la futura constitución

Lorena Rodríguez, investigadora del estudio Derecho a la Alimentación en la Constitución y académica de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, conversó este jueves con nuestra radio hermana Radio Futuro.

En la conversación con el programa Palabra que es Noticia se enfocaron en un trabajo desarrollado por la casa de estudio que aborda temas jurídicos, sociales y nutricionales con el fin de incorporar el derecho a la alimentación en la futura constitución chilena.

Esta fue desarrollada durante el 2020 por académicos y académicas pertenecientes al Grupo Transdisciplinario para la Obesidad de Poblaciones.

Según relata Lorena Rodríguez, “empezamos hace tiempo con esta idea, en atención con las altas cifras de obesidad en el país por la mala alimentación. La causa es el entorno alimentario poco saludable: pobreza, mala educación, poco acceso a productos sanos y alto costo de productos saludables no permiten que la gente los consuma.

“Hoy día, estamos frente a un nuevo elemento que es la inseguridad alimentaria y con mayor razón se redobla el esfuerzo para establecer este derecho humano en la Constitución”, añadió.

“La alimentación es uno de los derechos básicos, como el derecho al agua, que también se sugiere en nuestro estudio. Hay 17 países de América Latina tiene el derecho a la alimentación explícito y otro en forma implícita dentro de otros derechos. Esto es la forma de como entregamos alimentos saludables, pertinentes cultualmente y cómo hacemos que estén disponibles en todo Chile. Sabemos que la fruta y la verdura en zonas extremas tiene alto costo y llegan sólo algunos días a la semana”, expresó la experta.

La importancia del derecho a la alimentación

Según expresó la investigadora, “los países que tienen este derecho y han conseguido logros, recomiendan que posterior a que este derecho este en la Constitución, se constituya una ley marco, que tiene que contemplar todos los aspectos del sistema alimentario que tienen que movilizarse para producir ese derecho”.

“En Chile, tanto el programa de alimentación complementaria de niños y embarazadas, el de adultos mayores y el de  alimentación escolar, son pilares fundamentales, pero insuficientes. En la crisis sanitaria ha aumentado la inseguridad alimentaria y el hambre. Eso, porque el equilibrio que teníamos era precario. La pandemia no solo va aumentar la inseguridad alimentaria, sino que también va a aumentar la obesidad, porque la gente tiene acceso principalmente a alimentos como fideos, no perecibles», complementó.

«Estamos en un equilibro precario. Somos los tigres de Latinoamérica, pero que se achica frente a una crisis. La gente como con el dinero del día a día, no sabe si va a poder comer mañana. O se salta una de las comidas del día. Esa falta de acceso a la comida se está dando. Para que eso lleve a desnutrición requiere que se repite en un periodo prolongado. Los niños que están en etapa de crecimiento, podrían verse muy afectados», finalizó Lorena Rodríguez.

Contenido patrocinado