Billie Eilish (2)
Getty

Billie Eilish confesó haber sido adicta a la pornografía desde los 11 años

Esto hizo que la cantante sufriera traumas en su vida íntima, además de pesadillas y las molestas (y terroríficas) parálisis de sueño

Billie Eilish, una de las cantantes más influyentes del mundo, sorprendió a todos sus seguidores con unas recientes declaraciones.

En medio de una conversación con el portal «The Howard Stern Show» de SiriusXM, la intérprete de “Bad Guy” aseguró haber sido una consumidora frecuente de pornografía, a tal punto de considerarse adicta.

Como si fuera poco, Billie Eilish también reveló que comenzó con esta adicción a la temprana edad de 11 años, por lo que llegó sufrir secuelas y traumas al respecto.

¿Qué efectos causó la adicción a la pornografía en Billie Eilish?

La cantante, de 19 años, comentó que «Creo que el porno es una desgracia. Solía ver mucho porno, para ser honesta. Empecé a ver porno cuando tenía como 11 años».

Esta declaración llegó en el contexto de que lanzó su single “Male Fantasy”, donde canta que se distrae con, precisamente, la pornografía.

Respecto a las consecuencias, estas no sólo llegaron a la hora en que comenzó a tener relaciones sexuales, sino que también le causaron pesadillas e incluso las siempre molestas (y terroríficas) parálisis de sueño.

«Las primeras veces que, ya sabes, tuve sexo, no estaba diciendo que no a cosas que no eran buenas. Fue porque pensé que eso era lo que se suponía que me atraía», declaró Eilish.

Declaraciones sobre el single

Algo muy parecido a esto fue lo que comentó la vocalista cuando sacó el single en las distintas plataformas digitales.

«Decidí que era una buena idea que una de mis canciones hablara honestamente sobre pornografía, porque es algo incómodo de lo que hablar. La pornografía puede hacerte sentirte violada y bien al mismo tiempo, y esta conversación se convirtió en música. Fue difícil escribir porque queríamos que fuera lo más reveladora posible», dijo Billie Eilish sobre esta canción que casi suma 7 millones de reproducciones en Youtube.

Contenido patrocinado