Solabarrieta

Fernando Solabarrieta se sinceró sobre sus excesos y problemas de alcohol

En el programa "De tú a tú", Fernando Solabarrieta y Martín Cárcamo conversaron de aspectos bien íntimos de la vida del periodista

Fernando Solabarrieta, el destacado periodista deportivo nacional, fue el más reciente invitado al programa “De tú a tú” conducido por Martín Cárcamo.

En la conversación de carácter íntima, el comunicador habló de varios puntos bien personales de su vida, entre ellos los problemas ligados al alcohol que sufrió hace un tiempo, así como también su salida de TVN.

«Lo de TVN es una historia más profunda. Yo fui de los que me divertí mucho», aseguró en relación a que, en ese entonces, compartía mucho con varias personas, lo que le trajo problemas.

«Llegó un momento en que ya casado, con hijos, logré cambiarlo, pero no totalmente. Había siempre un momento en el año, en mi vida, donde yo pasaba el límite, me excedía. Pensé que no tenía un problema porque era súper esporádico, pero lo tenía», confesó Fernando Solabarrieta.

«Cuando sucedió lo de TVN, que fue eso, una irresponsabilidad, un exceder el límite. Además, querer responder cuando no debía, cuando debía haberme excusado», añadió.

"Me excedía": Fernando Solabarrieta reveló que pidió ayuda tras su problema con el alcohol

Incluso se refirió a su último día antes de comenzar sus vacaciones. Si bien tenía que trabajar, igual celebró olvidando que al otro día tenía que salir al aire, en vivo, en el noticiero central.

«No debí haber ido. Salió todo mal. Cometí una inmensa irresponsabilidad. Me disculpé con un canal que adoro. Y en ese momento entendí que tenía un problema y que me tenía que hacer cargo de ese problema. Hacerme responsable de esa situación. A partir de ahí inicié un proceso de autoconocimiento, de reflexión», reveló.

«Cuando uno llega a esos excesos es porque algo en tu vida está pasando y en algún momento te quieres anestesiar. Y una de las cosas que he aprendido es que yo no puedo lidiar con mi pena, me cuesta mucho y la bloqueo, la esquivo, la evado. Y cuando ya no puedo más con la pena, sin saberlo porque es un proceso inconsciente, llega el momento de anestesiarme (…) Soy un gran evasor de la pena, y hoy día la transito para que no se me acumule y salga con furia como un volcán a través de esto (y mostró un vaso). Tú me entiendes», confesó en la conversación con Martín Cárcamo.

«Es un trabajo largo, arduo, pero es hermoso. Es volver a reinventarte en la vida. Es simplemente trabajar en mí y hacerme responsable de mis cosas y no generar tristeza y dolor a la gente que tú quieres por alguna situación en donde no tengas control y excedas los límites y seas un pelotudo. No quiero más eso, me hacía mal», finalizó Fernando Solabarrieta.

Contenido patrocinado