Libros Navidad Niños Pequeños Regalo
Unsplash

Libros para niños y niñas: Las alternativas para regalar en Navidad

No todo tiene que ser juguetes y videojuegos. También hay alternativas que ayudan a impulsar la imaginación, en especial en los y las más pequeñas.

A días de la Navidad, todos andan de cabeza buscando los regalos para la familia y amigos. Sin embargo, algunas ideas las dejamos de lado y se nos olvida que pueden ser una idea perfecta: ¡Como regalar un libro!

Y no lo vemos como algo para solo los jóvenes y adultos, sino que también para los más pequeños. Actualmente la variedad va para todas las edades y aprendizajes: Libros con imágenes grandes son ideales, al igual que aquellos que son interactivos, con sonidos y texturas.

Libros para los niños y niñas de la casa

Es importante tener en cuenta que «el hábito lector puede desarrollarse incluso desde los primeros meses de vida. Por eso es importante que los adultos se involucren en este proceso”, explica Carla Saldívar, asesora pedagógica de la Editorial Ziemax.

En esta línea, la profesional aconseja que para esta Navidad, es importante “aprovechar los intereses propios de las niñas, niños y adolescentes, para que estos sean una plataforma que los inspire a acercarse a un libro y al conocimiento”.

De hecho, Carla también cuenta que las historietas, comics y mangas son totalmente válidos: «Hoy en día es todo tan visual, se han criado en ese contexto, por lo que pensar en no incorporarlo como un aliado, podría ser una mala estrategia”.

Consejos para incentivar la lectura durante las vacaciones

No todo tiene que ver con la Navidad. La experta también deja algunos tips para aplicar en los meses estivales y evitar el desinterés por la lectura.

  • Acompañarlos, sobre todo a los más pequeños/as, e incorporar ciertas estrategias de comprensión. O sea, comentar la historia al terminar, preguntar qué pasó primero, qué ocurrió, hacer un resumen, etc.
  • Buscar lecturas interesantes, llevarlos bibliotecas o lugares donde puedan tener contacto con los libros.
  • Diversificar los momentos de lectura durante el día, porque si lo dejamos como una rutina sólo antes de dormir se puede asociar a que leer da sueño.
  • No forzar la lectura, ya que en la obligación no nace el interés.

Contenido patrocinado