Ranking LOS40: 10 momentos del anime que nos hicieron llorar a mares y que aún no podemos superar

Hoy llueve en LOS40 porque te dejamos con una serie de escenas de anime que nos hicieron llorar a mares, principalmente muertes dolorosas...

OJO, ESTA NOTA CONTIENE SPOILERS DE LOS SIGUIENTES ANIME: «NARUTO», «ONE PIECE», «FULLMETAL ALCHEMIST BROTHERHOOD», «YOUR LIE IN APRIL», «JOJO’S BIZARRE ADVENTURE», «HUNTER X HUNTER», «COWBOY BEBOP», «DRAGON BALL», «GIVEN» Y «BOKU NO HERO».

Los fanáticos del anime podrán tener inmensas e infinitas peleas por temas de gustos. Desde que si «Dragon Ball» es una buena serie, pasando por si son mejores las entregas largas o sólo de 12 capítulos, hasta sobre qué estudio de animación es mejor, algo que estamos viendo muy seguido gracias a los haters que no les agrada el trabajo de Mappa con «Shingeki no Kyojin».

Sin embargo, donde todas y todos estarán de acuerdo es que hay momentos tan tristes que son capaces de dejarnos con dolor de cabeza debido a todo lo que podemos llorar al verlas… y aquí entra este especial 40.

A continuación te dejaremos con una lista de 10 momentos tristes, conmovedores o inmensamente poderosos del anime que nos seguirán humedeciendo los ojos pese a pasar tiempo de haberlos visto. Tal como mencionamos al principio de la nota, este ranking tiene SPOILERS porque muchos de ellos son muertes de protagonistas. Sin más relleno (hola, Naruto) vamos al grano sin un orden en particular:

«Abuelito, te quería ver» – Dragon Ball

Quizás es el momento más famoso de toda esta lista debido a la gran cantidad de gente que se crio viendo «Dragon Ball» en el ETC, Cartoon Network o en Mega. El reencuentro de Gokú con su abuelito, Son Gohan, es quizás uno de los más profundos de la franquicia, ganando mucha fuerza por gran deseo de muchos, y es que si tuviéramos las esferas del dragón pediríamos que nuestros abuel@s fuesen eternos.

«Está lloviendo» – Fullmetal Alchemist Brotherhood

Con Fullmetal Alchemist estaba en la duda sobre qué momento poner: si la escena donde Hohenheim le dice a la tumba de Trisha que por fin le dijeron (estúpido) padre, si el emotivo final o si el funeral de Maes Hughes, por el cual me decidí. Elegí este instante por la mezcla de impotencia, rabia y dolor de sus colegas como por la inocencia de su hija, quien no logra entender cómo su padre queda cada segundo más bajo tierra. Como leí por ahí, la Envidia no tenía nada, por eso eliminó al hombre que lo tenía todo.

Solamente tres tickets – Jojo’s Bizarre Adventure

Más que con una escena, con el anime de Hirohiko Araki elegí el ending. Quizás para muchos esto sea casi trampa o pasar por alto muertes como la de Caesar, Abbacchio o el mismísimo Jonathan, pero creo que todo lo que envuelve este registro es tan notable como conmovedor. Cuando terminamos el arco 3 de «Jojo’s», uno marcado por la amistad más que cualquier otro, nos damos cuenta de muchos detalles:

Joseph sostiene triste sólo tres boletos (no necesita los otros) además de notar a Avdol, Iggy y Polnareff al otro lado del río, señal de que ya no son parte de este mundo. Si a esto le sumamos una canción tan fabulosa como «Last Train Home» de Pat Metheny, el resultado es un verdadero puño de nostalgia por una historia que no vivimos en carne propia, pero que la sentimos como tal.

I realize the screaming pain – Naruto

Con Naruto me costó mucho decidir UN momento, porque debo admitir que ha sido el anime que más lágrimas me ha hecho derramar (hasta ahora). Al igual que con «Jojo’s», acá optaré por un opening que grafica el arco donde terminé mareado de tanto llorar, y claramente es la seguidilla de episodios donde tanto Jiraiya como Itachi mueren.

Lo fuerte es que cada uno nos entregó emociones distintas más allá del lagrimeo que fue unánime: Una muerte fue sentida como el adiós de la persona que nos crio, formó, corrigió y nos dio amor cuando nadie más lo hacía. La otra, en cambio, fue una bomba de realidad y redención, mostrándonos la verdadera historia y cara de Itachi y todo lo que hizo tras las cámaras. Para quienes no estén familiarizados con el género, muy similar a lo mostrado con Snape en «Harry Potter».

You’re gonna carry that weight – Cowboy Bebop

Pueden existir muchos finales de anime, pero el de Cowboy Bebop es EL final: inigualable e incomparable por más que pasen los años. La obra maestra del cazarrecompensas espacial tuvo un término que ya lo quisiera una producción grande de Netflix o Amazon. De partida tenemos la última conversación entre Spike y Jet junto a la famosa «fábula del gato» que sirvió como la última cena entre ambos, como el adiós sin despedirse, como la última risa antes de mirar a pantalla triunfante y caer al piso.

Lo mismo con Faye que muestra la otra cara de la moneda: la desesperación e ira de no poder aguantar este «hasta siempre». Si nos vamos a las producciones live action, este momento de anime no tiene nada que envidiarle a los últimos instantes de vida de Ragnar junto a Floki y Lagertha en «Vikings» o la despedida de Walter White de su esposa, hija bebé y máquinas en «Felina» de «Breaking Bad».

Historia de Chopper – One Piece

Cuando dije que «Naruto» era el anime que más me ha hecho llorar es sólo porque hace no mucho comencé con «One Piece». Y ,si bien no soy el más apto para hablar de esta joya porque debo ir recién en un 20% de su historia, sí puedo decir de todo corazón que la historia de Chopper es de los momentos que más destrozado me ha dejado. Esa mezcla entre la ternura del médico de los Sombreros de Paja con lo horrible de su pasado explotan como un verdadero bosque de cerezos cuando vemos a una Doctorine despedirse de su «estúpido hijo» que va camino a ser un pirata. Un jumbito para «One Piece» por mostrar tan, pero tan bien las emociones de sus protagonistas… y no, la serie no se pone buena desde el capítulo 872873918273827372837283 como algunos dicen.

La carta de Kaori – Your lie in april

«Shigatsu wa Kimi no Uso» o «Your lie in april» es una historia tan linda como profunda a la vez. Resulta formidable cómo este anime nos relata la historia de dos jóvenes músicos con distinto pasado y futuro, que deben llevar pesadas mochilas a sus espaldas, ya sea por traumas realmente horribles como por un final que resulta ser inevitable. En el adiós póstumo nos percatamos de tantas, pero tantas cosas lindas con las que no es imposible no sentir conexión porque gracias a una sola mentira, ahora vemos el cuarto mes del año de una manera distinta… y con una melodía distinta, la que es totalmente fuera de partitura.

Farewell, One For All – My Hero Academia

No es una muerte, ni tampoco un momento con la misma energía que los anteriores anime nombrados, pero la batalla entre All Might y All For One debió ser lo más parecido para nuestra generación a ver las peleas de Rocky en el cine para nuestro padres y madres. El espectar al símbolo de la paz, al héroe, al ídolo con todas sus letras levantarse cuál Ave Fénix para dar un último golpe dejó a muchos, me incluyo, de pie viendo cada cuadro y gritando vítores en su nombre. Pero eso no es todo: Los momentos en que sabemos que esta sería la última batalla de All Might con sus poderes y que ahora el peso debía caer en los hombros de Deku es perfectamente llevable a la vida real, cuando nos damos cuenta que ya no somos tan chicos como creíamos y que nuestra tarea también es ayudar a nuestros héroes, o sea, nuestros padres.

Komugi, ¿sigues ahí? – Hunter x Hunter

Una escena tan brillante que, sí o sí, debe estar entre las mejores de cualquier anime. El villano redimido jugando, compartiendo y sintiendo a la persona que, pese a no poder ver, hizo que abriera sus ojos con el pasar de los capítulos en el aplaudido arco de las Hormigas Quimera. Creo, de todo corazón, que ser testigos de esta escena es uno de los mayores argumentos para recomendar la obra de Togashi. Cuento aparte la sutileza con que fue creada: Llena de silencios y pausas visuales que despejaban cualquier signo de distracción al espectador. Lo importante era la intimidad… y vaya que resultó. Parafraseando a Morrissey, morir a tu lado debe ser la manera más satisfactoria de hacerlo.

This is your song – Given

Tal vez algunos no lo conozcan, ya que es un anime relativamente nuevo, pero es tan lindo como emotivo. Given es una historia de amor tan sincera como las notas musicales que Mafuyu toca y canta, dejando perplejos a sus compañeros de banda como a la gente que fue a verlos. Lo bello es que en ese instante pudimos ver en modo de flashbag todo el pasado el personaje, amplificando con todo el poder emocional para el espectador. Una historia más que recomendada, más si te gusta la música y MUCHO más si te gusta el amor sincero sin importar el cavernícola «qué dirán».

Bonus track:

La tumba de las luciérnagas

Nada, qué más podemos decir…

Contenido patrocinado