Mamut Lanudo
LOS40

¿Será posible? Científicos de Harvard quieren revivir a mamut lanudo

Los expertos pretenden revivir al mamífero extinto hace 4 mil años para preservar al elefante asiático y así, combatir la crisis climática

Cuando creíamos haberlo visto todo, la ciencia nos sorprende con esta idea de película en donde científicos quieren resucitar al mamut lanudo, el mismísimo que desapareció hace 4 mil años.

Gracias a los avances en la genética, la posibilidad de que revivir animales extintos es posible. Por lo mismo, este proyecto liderado por George Church, profesor de genética de la facultad de medicina de  Harvard, pretende darle vida al mamífero de enormes colmillos tal cual como si estuviéramos en el universo de Jurassic Park.

Este proceso científico que pareciera ser sacado de una película hollywoodense no sólo es llamativa, sino que también tendría un propósito de ayuda al ecosistema de la tundra ártica, dado que combatiría la crisis climática que mantiene en peligro de extinción a un «familiar» del animal prehistórico: El elefante asiático.

Si bien, es un proyecto arriesgado, el pasado lunes recibió una inversión de $15 millones de dólares, es decir, $11.748.750.000… su cosita piola.

Creación de una versión híbrida entre un elefante y un mamut

Es importante resaltar que el objetivo de este trabajo no es clonar al mamut, ya que el ADN que han logrado extraer los científicos de los restos de mamuts lanudos está degradado.

Entonces, la idea es que mediante ingeniería genética es crear un híbrido vivo de elefante y mamut.

Ben Lamm, empresario tecnológico e inversor del proyecto, afirmó: «Nuestro objetivo es tener las primeras crías en los próximos cuatro o seis años».

George Church, ha trabajado en grandes avances en la edición de genes para alterar las características de especies vivas.

George Church Y Ben Lamm

Church también creó cerdos cuyos órganos son compatibles con el cuerpo humano.

«Tuvimos que hacer muchos cambios (genéticos), 42 hasta ahora para hacerlos compatibles con los humanos. Y en ese caso tenemos cerdos muy sanos que se reproducen y donan órganos para ensayos preclínicos en el Hospital General de Massachusetts», explicó el científico.

Sin embargo, en el caso del elefante, el trabajo es completamente diferente, pero requiere un número de cambios genéticos similar.

Estos nuevos códigos genéticos en el elefante asiático para que pueda vivir y prosperar en el ártico incluirían una capa de grasa aislante gruesa de 10 centímetros, cinco tipos de pelo afelpado y orejas más pequeñas para ayudarlo a tolerar el frío.

Cabe agregar, que el equipo de científicos pretende que el animal no posea colmillos y así, no sea un objetivo de los cazadores.

Contenido patrocinado