Computador
Getty Images

¿Sobrecarga de tareas por clases y teletrabajo? Seis consejos para hacer rendir mejor tu computador

¿Tu computador también se ha quedado pegado tras todas las videollamadas y tareas hechas? Aquí te damos unos tips para sacarle provecho a tu tarrito

Desde el comienzo de la pandemia del coronavirus, el computador de tu casa ha tenido que apañarte más de lo normal en todo lo que tareas de colegio, trabajo y relaciones extraprogramáticas se refiere.

Y es que, así como antes del 2020 lo ocupabas para distraerte y buscar soluciones a tus obligaciones, ahora es todo un aliado que las hace todas. Es decir, su carga también ha aumentado brutalmente en medida que la sobrecarga laboral se ha hecho presente.

Por esto mismo, ha sido muy recurrente que los computadores se queden pegados debido a que los hemos llevado al límite. De igual forma, esto genera más dolores de cabeza para sus dueños… más de lo que ya tienen.

En este contexto, Gabriel Bahamondes, Technical Marketing Coordinator de la compañía ASUS, ha entregado seis consejos para sacarle el mayor provecho día a día al computador y que este no pase a mejor vida en el intento.

Consejos para mejorar el funcionamiento del computador

Escoger bien:

Todo parte con elegir un equipo que se adapte a las necesidades específicas de la persona que lo busca. Dependiendo de estas, se escogerán las características técnicas del computador, ya que, evidentemente, comprar un computador cuyas características estén por debajo de las necesidades del usuario se traducirá en problemas de desempeño.

¿Qué significa una carga alta de trabajo?

Es necesario hacerse esta pregunta, ya que no representa lo mismo para todos. Si, por ejemplo, la respuesta es trabajar en el computador con programas pesados, probablemente se necesite priorizar un buen procesador para el equipo.

Ahora, si las personas tienen altas cargas de trabajo y con ello necesitan trabajar con varias ventanas y pestañas abiertas al mismo tiempo, lo que se necesita es una buena cantidad de memoria RAM y, en este caso, lo ideal es contar con al menos 8GB. Por otro lado, contar con un SSD siempre es útil para un encendido rápido y también para una rápida apertura de programas, sobre todo mientras Windows se está actualizando.

via GIPHY

Notar la exigencia:

Es relativamente fácil notar cuando un programa es demasiado pesado para el computador que se está usando. Por ejemplo, si necesitamos un programa que ejecute cálculos y este se demora en realizarlos o bien, notamos que los ventiladores aumentan su velocidad drásticamente, debemos tomarlo como una alerta.

En el caso de los programas de edición, si se nota que la previsualización de imágenes o videos es demasiado lenta, esto puede ser un indicio de que se necesita una mejor tarjeta de video. Cuando sucede alguna de estas situaciones, se le debe dar un “respiro” al equipo para que no se vea sobrecargado.

¿Se pega? ¡Revisa el ícono de batería!

Ahora bien, ¿qué pasa si contamos con un computador adecuado a nuestras necesidades, con una precisa memoria SSD y se sigue “pegando” o funciona lento? Lo más probable es que esto pase por temas de configuración. Para solucionarlo, se recomienda ir al icono de la batería y chequear que siempre que se esté realizando trabajo pesado, se encuentre en el modo “mejor rendimiento”.

Por supuesto, también es importante mantener el equipo actualizado, aunque es clave poner atención a las actualizaciones de Windows Update, que pueden volver lento al equipo, sobre todo si cuenta con un almacenamiento de tipo HDD. Para que no pase esto último, se deben configurar correctamente las horas activas en el menú de Windows update.

via GIPHY

Sólo lo necesario:

 Se debe evitar instalar programas que no se necesitan en el computador, ya que muchos de estos, por ejemplo, consumen recursos en segundo plano para actualizarse. Por otro lado, es importante evitar a toda costa instalar más de un antivirus en el equipo y, si se consideran seguros los sitios que se visitan y los correos que se abren, la mejor opción es desinstalar cualquier antivirus y utilizar sólo Windows Defender.

Tampoco se deben instalar programas piratas. Puede sonar obvio, pero este tipo de programas muchas veces realizan tareas rutinarias en segundo plano para mantener activas las licencias; suelen instalar programas como navegadores, extensiones de navegadores y antivirus sin que se note y, además, está el riesgo de infectar el equipo con un virus. Las extensiones de los navegadores como Chrome también pueden hacer más lento al equipo, ya que consumen memoria RAM. Si no se necesita realmente una extensión, se recomienda la deshabilitación o desinstalación de esta.

Buen entorno para trabajar

Un contexto físico de trabajo que permita que el computador se ventile correctamente siempre beneficiará el rendimiento, por eso es recomendable usar el equipo sobre una mesa o escritorio. También, es importante contar con un lugar para conectar el computador a la corriente, ya que este siempre funcionará a máxima potencia cuando esté conectado a ella.

via GIPHY

Contenido patrocinado