situaciones incómodas viña

#TBT40: Situaciones incómodas que ocurrieron en el Festival de Viña del Mar

¿Recuerdan a Enrique Iglesias lanzando la gaviota al público o a Tito El Bambino rogando por ella? Solo algunas situaciones incómodas vividas en Viña.

En un capítulo más del #TBT40 especial Festival Internacional de Viña del Mar. seguimos con situaciones raras que ocurrieron en la Quinta Vergara… La mayoría incómodas y sorprendentes para revisar en un nuevo capítulo del podcast del pasado.

Sin duda que la Quinta Vergara se ha prestado para una serie de situaciones innumerables, no sólo en las últimas décadas sino que también en el pasado. Cosas circunstanciales como el Puma Rodríguez pidiendo escuchar la voz del pueblo, o Julio Iglesias en el 81 prometiendo que cuando tuviera un hijo le pondría «Chile».

Hoy repasaremos esos momentos que los animadores debieron sortear, tanto para calmar al artista… Como al público. O incluso, quizás ni siquiera intervenir.

Cosas incómodas que pasaron en Viña

Enrique Iglesias

Si en los 90’ ya eras un niño o niña, adolescente con memoria, de seguro recuerdas el bochorno emblemático de la década encabezado por Enrique Iglesias.

Corría la edición del año 2000, cuando el cantante español rompió todos los corazones posibles en la Quinta Vergara. Estaba tan feliz y emocionado por recibir la Gaviota de Plata que no supo qué hacer… Y no hizo nada mejor que lanzar el galardón hacia el público provocando una ola de pifias por su actitud.

La gente no sabía si Enrique estaba rechazando el premio, y de paso, recordemos que prácticamente al ser lanzado al aire, el galardón se transformaba de forma automática en un arma por las puntas de las alas de la gaviota.

Una chica logró tomarla y la devolvió al público, pero hasta el día de hoy, es un enigma la actitud de Iglesias.

Xuxa

Otra cosa desafortunada que ocurrió el mismo año, pasó con Xuxa. A veces, el monstruo se desubica y la víctima fue la brasileña que muchos de nosotros vimos en su programa de televisión junto a las paquitas.

La cantante preparó un show familiar para la ocasión, pero la Quinta Vergara no tenía muchas ganas de verla en el escenario… Si lo pensamos friamente, la popularidad de Xuxa ya había pasado, pero no fue justo el trato que recibió esa noche.

La peor parte fue cuando notó que el público había cambiado la letra de una de sus canciones. No aguantó y comenzó a llorar, ante lo que Antonio Vodanovic debió entrar al escenario e intentar calmar al público que finalmente se reivindicó y Xuxa se fue con gaviota de plata para Brasil.

Alejandro Sanz

Corría 1994, y Alejandro Sanz visitaba por primera vez el Festival de Viña… Pero con un muy mal paso.

Su show comenzó con graves problemas técnicos. Sus instrumentos no se escuchaban, pero como buen artista tuvo que improvisar a capella. Fue una una situación tan incómoda que lo puso nervioso y se convirtió en un mal recuerdo ya que no pudo seguir con el show.

Al día siguiente su compatriota y amigo Miguel Bosé lo invitó a cantar a dúo en su show, y claro, volvería años más tarde por la revancha y el éxito en solitario.

Tito el Bambino

Bien sabemos que la Gaviota es un trofeo deseado si pisas la Quinta Vergara… Y Tito El Bambino parece que lo tenía demasiado claro.

Era la edición del 2010 y el reggaetonero pisaba el escenario viñamarino. Apenas comenzó su show, incitó al público a que le regalara el ansiado premio. Claro que la cosa no funcionaba así, pero el hombre sin duda que tenía ganas de llevársela porque lo gritaba una y otra vez en medio de sus canciones.

Marcelo Barticiotto

Volvamos a los 90’, o más bien, cuando estaba terminando aquella década. Marcelo Pablo Barticiotto, reconocido hombre en el mundo del fútbol nacional y por supuesto, figura de Colo Colo, también, tuvo su oportunidad en el mundo de la música y sobre el escenario de Viña del Mar.

¿Cómo? Fue invitado por Keko Yungue para interpretar “Ya nada es importante”, una canción que él mismo había escrito. 21 años después, Barticiotto volvería a la Quinta, para recordar el momento en medio de la rutina humorística de Pedro Ruminot.

Leonardo Farkas

Millonario, filántropo… Y showmen. En 2009, Leonardo Farkas revivió al famoso hombre orquesta, conocido en Sábado Gigante en los 80’.

Decidió volver a sacar su faceta musical en el Festival de Viña del Mar dejando a varios bastante sorprendidos con su performance. Pero, ¿cómo terminó ahí? Resulta que el empresario fue miembro del jurado de la competencia internacional.

Recuerda que todos estos recuerdos están en el TB40 El Podcast:

Contenido patrocinado