Spiderman
Captura

China prohibió «Spiderman: No Way Home» porque Marvel se negó a eliminar escenas del final con la Estatua de la Libertad

A pesar de que en China censuraron la película de Marvel, esto no impidió que alcanzara un éxito rotundo en el resto del mundo.

China prohibió la película «Spiderman: No Way Home» porque Marvel se negó a eliminar varias escenas del final con la Estatua de la Libertad.

Así es, leíste bien. De acuerdo a múltiples fuentes, cuando las autoridades se comunicaron con Sony, tenían una solicitud muy específica: eliminar la Estatua de la Libertad del final de la cinta.

Y como todas las personas que han visto la película saben, toda la pelea final con los tres Spiderman se lleva a cabo al rededor del símbolo patriótico de Estados Unidos. Por lo que, si se eliminaba se iban a perder los mejores momentos de toda la película.

En la misma línea, China negoció y preguntó si se podía minimizar la Estatua de la Libertad durante las escenas finales. Pero eso no es todo.

Ya que también pidieron cortar las tomas de Tom Holland en la parte de arriba de la corona y que se atenuara la iluminación alrededor del símbolo patriótico.

Ante esto, Sony se negó a realizar los cambios que estaban pidiendo, porque la compañía no estaba segura de que si se hacían las modificaciones «Spiderman: No Way Home» llegaría hasta los cines de China.

Estos detalles reveladores de la negociación entre Sony y el país mencionado fueron dados a conocer por Puck News, de acuerdo a The Direct.

¿Cuánto le costó la censura de China a Marvel y Sony?

«Spiderman: Homecoming» (2017) recaudó un total de $116 millones de dólares en China. Mientras que su secuela, «Spiderman: Lejos de casa» (2019), juntó $200 millones de dólares en el mismo país, de acuerdo a Puck News.

Por lo que, teniendo en cuenta además el rotundo éxito mundial que tuvo «Spiderman: No Way Home», podemos afirmar que Marvel y Sony perdieron mucho más que $200 millones de dólares.

Sin embargo, cabe decir que, de acuerdo a The Direct, las tendencias recientes han demostrado que las películas estadounidenses estrenadas en China no están funcionando tan bien como antes.

Contenido patrocinado