Hacerle un poco de Bullyng a tu pareja sería saludable para la relación

Para dejar claro: esta nota no es una apología al bullyng, ni al maltrato físico o emocional, o al matonaje escolar. Es el concepto que usamos coloquialmente para referirnos a las tomadas de pelo y bromas casuales que se arman entre parejas.

Según el Profesor de Psicología de la Universidad de California, el Doctor Dacher Keltne Un pequeño mundo de a dos lleno de "tallas", "pesadeces" que mientras no molesten al otro y hagan más fácil la risa en la relación, está todo bien.

En su libro "Nacidos para ser buenos: La Ciencia tras una Vida con Sentido", que tras varias investigaciones concluyó que las parejas que se tomaban el pelo de vez en cuando tendían a ser más felices, enfrentaban mejor los problemas que se topaban en el camino e incluso, duraban más tiempo juntas.

Algunas reglas básicas son: 

1. Sácale el jugo a los chistes internos

2. Mantén todo a nivel superficial

3. Ten claro que si tú bromeas, el otro también lo hará

4. Si te vas a referir acerca de un problema real, procura que sea algo sin importancia

5. No te fijes en defectos importantes o puntos débiles

6. Y ojo, no te pases

via GIPHY

La experta en relaciones de pareja, Allison Gerrits, también señaló que "fastidiarse es bueno porque le demuestra a tu pareja que la conoces completamente. Le puedes mostrar que les amas por sus mejores atributos y peores defectos por igual. No tomarte a ti o a tu pareja demasiado en serio ayuda mucho a establecer una genial base para su relación".

Ya sabemos ya. La relaciones son para disfrutar y pasarlo bien y mientras se mantenga así, tu vínculo seguirá sólido.

Fuente: Bustle


Comentarios