Muere Mark Salling, actor de Glee acusado por posesión de pornografía infantil

Aunque no está confirmado, todo indica que fue suicidio.

Muere Mark Salling, actor de Glee acusado por posesión de pornografía infantil

Como te contamos en Octubre a través de Los40.cl, el actor Mark Salling, más conocido por su papel como Noah "Puck" Puckerman en la serie Glee, intentó suicidarse después de haberse declarado culpable por posesión de Pornografía Infantil. 

Lamentablemente, durante esta mañana el actor fue encontrado muerto en el barrio Sunland de Los Ángeles y todo apunta a que se habría quitado la vida, según ha informado el portal TMZ. 

"Puedo confirmar que Mark Salling ha fallecido temprano esta mañana. Mark era una persona amable y cariñosa, una persona de gran creatividad, que estaba haciendo todo lo posible para compensar algunos errores graves y de juicio", ha afirmado el abogado del actor, Michael Proctor, a la revista People. "Le sobreviven su madre y su padre, y su hermano. La familia Salling aprecia el apoyo que han estado recibiendo y pide que se respete su privacidad ", concluye el mensaje.

La sentencia final de su culpabilidad por posesión de pornografía infantil se esperaba para el próximo mes de marzo, y se estimaba una condena de entre cuatro y siete años de cárcel y hasta 20 años de libertad vigilada. Como parte de su acuerdo con la fiscalía por el que aceptó los cargos y evitó así una sentencia condenatoria mucho mayor, Salling, de 35 años, reconoció haber descargado de Internet miles de archivos de pornografía infantil durante varios meses durante el 2015.

Después de que las autoridades registraran su casa a finales de ese año, el intérprete fue detenido por este motivo en abril de 2016, cuando los investigadores encontraron en su domicilio más de 50.000 imágenes pornográficas y eróticas de niños y 600 vídeos con la misma temática. Al parecer, usaba un programa para que su IP no fuera detectada, pero le enseñó las imágenes en dos ocasiones a una mujer, que fue quien le denunció a la policía. Por estos cargos Salling pasó además a formar parte del registro de delincuentes sexuales y se dictaminó que debía recibir tratamiento psicológico, según los papeles presentados en los juzgados.

Durante la grabación de la serie, en 2013, Salling fue denunciado por agresión sexual por una mujer que alegó que el actor mantuvo relaciones con ella sin protección, pese a que le había pedido que se colocara un preservativo.

Tras su paso por la serie y tras hacerse pública su detención, Salling no volvió a trabajar ni logró estar involucrado en otros proyectos televisivos o cinematográficos.


Comentarios