Empresas suecas incluyen la actividad física como una obligación laboral

La iniciativa ayudaría a la productividad.

Empresas suecas incluyen la actividad física como una obligación laboral

Mientras aquí en Chile, algunos trabajadores aprovechan la hora de almuerzo para ir al Gym o correr, en Suecia algunas empresas decidieron ir mucho más allá y convertir la actividad deportiva en una obligación laboral.

Es el caso de la empresa pública de distribución de agua Kalmar Vatten o de la marca de ropa Björn Borg, creada por la ex estrella del tenis sueco.

Así funciona: Cada viernes, los empleados de la firma de moda deportiva abandonan la sede de la empresa en Estocolmo con destino a un centro deportivo del barrio. Desde hace dos años, la hora de entrenamiento semanal es obligatoria, por decisión del director general Henrik Bunge, un cuadragenario con un cuerpo parecido al de un luchador profesional.

"Si uno no quiere hacer deporte e integrarse en la cultura de la empresa, se marcha", declara Bunge sin pestañear, aunque asegura que nadie abandonó la compañía por culpa de esa medida.

Pero ojo, que a parte de ser positivo para la salud de los empleados, también tiene una consecuencia que favorece a la empresa.Los objetivos son claros: productividad, rentabilidad y camaradería.

Un estudio de la Universidad de Estocolmo demostró que practicar una actividad física durante la jornada laboral tenía ventajas para el empleado -más en forma y concentrado- y el empleador, que consigue una reducción del 22% del absentismo laboral, un dato destacable en un país donde las bajas por enfermedad son dos veces superiores a la media europea.

"La mayoría de nosotros piensa que es realmente un buen momento en la semana de trabajo", dice Cecilia Nissborg.

Los suecos tienen una cultura luterana que valora la ascesis, el esfuerzo y el ejercicio físico haga el tiempo que haga.

"Pensamos que estamos en forma, fuertes y felices si nos movemos mucho al aire libre en la naturaleza", asegura Carl Cederström, investigador en economía en la Universidad de Estocolmo y autor de "Síndrome del bienestar", un libro que denuncia los riesgos del deporte y el bienestar a cualquier precio.

Además existe la "idea de que si uno hace deporte y cuida su cuerpo es una buena persona", explica. Los suecos se enorgullecen de ser el pueblo más deportista de Europa.

Según el Eurobarómetro, en 2014, el 70% de ellos hacía deporte una vez por semana, y el 51%, entre dos y tres veces semanales.

¿Qué tal? ¿Crees que las empresas chilenas deberían hacer lo mismo? 


Comentarios