Conoce a “Osé”, el robot creado para el placer femenino y que tiene una polémica historia

Según sus creadores está diseñado para “imitar las mejores características de los tocamientos humanos”

Este es un gran año para la feria electrónica de consumo celebrada esta semana en Las Vegas (CES), ya que esta semana se ha roto la tradición que prohibía en sus políticas la exhibición de productos percibidos como “inmorales, obscenos, indecentes, profanos o que no estuviesen a la altura de la imagen de la CTA”. La organización del evento, decidió que este fuese un “año de prueba” y Osé, un aparato diseñado para el placer femenino, es una de las creaciones.

Según sus creadores, Osé está diseñado para “imitar las mejores características de los tocamientos humanos” y combina un masajeador del punto G con una boca de clítoris para “excitar y estimular ambos puntos de placer de forma simultánea”.

El aparato generó mucha controversia el año anterior, debido a que éste se presentó en el CES 2019 y la organización lo premió. Sin embargo, al ser un robot de masajes femenino para estimular el orgasmo, posteriormente se retiró el galardón a la empresa Lora DiCarlo, por su fabricación apegándose a la antigua norma.

La decisión de retirar el galardón causó indignación entre asistentes, exhibidores, medios de comunicación y en las redes sociales, al considerarse una medida sexista que menoscababa un producto destinado al disfrute sexual de las mujeres. Tal fue la controversia que la CTA se vio forzada a volver a considerar el premio e incluso emitir una disculpa pública y a comprometerse a reconsiderar su política con relación a la tecnología sexual, lo que unos meses más tarde derivó en la decisión de que la edición de 2020 fuese un “año de prueba” en este sentido y se relajasen las políticas restrictivas.

Contenido patrocinado