Empresario demandó a Maluma porque este último no cantó en su matrimonio

Las cifras que están en juego son MILLONARIAS

Richard Caring, un empresario británico, demandó a Maluma ante un tribunal de Miami por no haber cumplido un contrato millonario que decía que el colombiano debía cantar durante su matrimonio.

Esto porque el intérprete de “HP” firmó un contrato por 500 mil dólares para cantar el 7 de noviembre de 2019 en la boda que Caring tenía en República Dominicana. En los papeles también decía que debían pagarle a él y su equipo cinco pasajes de primera clase, 32 clase turista, un avión privado y hospedaje en hotel cinco estrellas, entre otras cosas.

«Como resultado de las acciones e inacciones de los acusados, el demandante ha resultado severamente perjudicado», dice parte de la demanda que, además de ir contra el cantante, también mete a su mánager Walter Kolm por los delitos de fraude.

La indemnización que Caring busca es de 450 mil dólares más intereses y otros gastos, además de un juicio por jugado.

Por su parte, Richard Wolfe, abogado de Maluma, aseguró que estas acusaciones son falsas: «Vamos a combatir agresivamente en los tribunales las acusaciones de extorsión del señor Caring».

Además, su defensa pidió que el caso sea trasladado a tribunales federales, dado que involucra a personas de distintos países. Al mismo tiempo, expresó que el cantante que le paró los carros a J Balvin hace unos días tiene 20 días para responder ante esta demanda.

¿Qué pasó con la boda y por qué tanto problema?

El británico le pagó a Maluma y su team 250 mil dólares por adelantado en mayo. Sin embargo, en agosto de 2019 les comunicó que la boda sería pospuesta para una fecha que iba entre el 4 y 7 de junio de 2020 en Roma, Italia.

Tras esto, firmaron un nuevo contrato por el que le pagaron 125 mil dólares más. Sin embargo, días después, los representantes del cafetero le dijeron a Caring que él no cantaría a menos que le pagaran el doble (un millón), dado que la fecha interfería con una gira que tenía en mente.

«El señor Caring rechazó las demandas extorsionadoras por el doble de lo negociado», dice parte de la demanda firmada por la abogada Angela Céspedes.

Eso sí, la defensa de Maluma asegura que ellos nunca firmaron aquel contrato. Además, el primer acuerdo habría dicho que los 500 mil dólares pactados no eran reembolsables y que la penalidad por no tocar era de sólo 50 mil.

Recomendados