Ghostbusters: Afterlife
Crédito: Captura de YouTube

«Ghostbusters: Afterlife»: La última «Cazafantasmas» recibe críticas mixtas

La última entrega de la popular franquicia fue aplaudida por su "refrescante" elenco, pero criticada por apelar demasiado a la nostalgia.

Las primeras reviews de la entrega más reciente de la franquicia Los Cazafantasmas, Ghostbusters: Afterlife, ha sido bien recibida. Los críticos destacan el trabajo de Jason Reitman, con especial foco en la elección del nuevo elenco.

La premier de la cinta fue en Agosto, y algunos críticos que asistieron al evento ya publicaron reseñas de la cinta. Todo a un mes de su estreno en cartelera.

En la review del sitio Den Of Geekse compara a la nueva Cazafantasmas con Star Wars: The Force Awakens. Esto, en relación a que ambas tienen tramas similares a la película original – pero con un nuevo y refrescante elenco.

«Es una bendición que cuando Ghostbusters: Afterlife termina, te deja con ganas de más. El pasado es honrado con dulzura, lo que incluye un delicado homenaje al difunto Ramis’. Pero por primera vez en más de 40 años, otra generación puede identificarse con sus propios Cazafantasmas», afirma la review, según reporta NME

¿Qué dice la crítica?

En una review de Varietyla nueva entrega de la franquicia fue descrita como «innecesaria pero disfrutable. No mancha de ninguna forma el legado anterior».

A pesar de la tendencia del filme a aprovecharse de la nostalgia, el sitio Forbes le dio una reseña positiva. Todo gracias a sus «ganadores nuevos protagonistas» y «fuertes diálogos».

«Quedo con muchas ganas de ver una secuela con este nuevo elenco, una quizá menos enfocada en la aprobación de los fans al estilo que lo hizo Force Awakens«, sigue la crítica.

«Odio que Ghostbusters: Afterlife haya salido bajo este contexto. Pero es también es una película bien hecha, con suficientes aciertos particulares para funcionar para aquellos que no conocen la franquicia», agregan.

No todos fueron tan benévolos con la cinta. The Guardian le dio una estrella y la califico como «un mal conjunto del modo default del Hollywood moderno; un objeto de nostalgia, drenado de personalidad y puesto en un molde blandengue, hecho a mano para un fandom que venera todo y respeta nada».

Contenido patrocinado