Mascotas Considerados Como Hijos
Getty Images

Mascotas serán consideradas como hijos en el proceso de divorcio en España

El proyecto que busca los mismos derechos para hijos y mascotas dentro de una pareja divorciada pasará próximamente al Senado

El dilema de quién se que queda con la mascota tras una ruptura, pronto tendrá solución legal. Para algunas personas, los animales pasan a ser parte importante de la familia y, cada vez, son más los que los tratan como si fueran sus hijos. Por esta razón, el Congreso de España aprobó que se consideren por los jueces en equivalencia a un hijo más en caso de divorcio.

Mascotas como hijos

¡A un paso de ser oficial! Las mascotas dejarán de ser vistos como «cosas» o «bienes inmuebles» ante la ley, y pasarán a ser considerados «seres vivos dotados de sensibilidad».

Este sin duda ha sido un gran avance en materia de derechos de los animales y comenzará a regir en España, tras la aprobación que hizo el Congreso este martes. Esta triple reforma, se trata de la Proposición de Ley de modificación del Código Civil, Ley Hipotecaria y Ley de Enjuiciamiento Civil, se aprobó por la Comisión de Justicia del Congreso.

Young Couple With Kittens At Home

Pese a que el proyecto debe pasar por el Senado, el avance de la iniciativa significa un logro para darle importancia a los animales. Esto, ya que se darás las facultades para que las mascotas se transformen legalmente en un miembro más de la familia en algunos contextos.

¿En qué consiste el proceso?

Una vez iniciado el proceso de divorcio, el juez a cargo podrá determinar la custodia compartida de la mascota de la familia entre las personas que conformaban la expareja. Además, se incluirán los ítems como visitas u otras medidas como la manutención, según informaron los medios locales.

Happy Couple With Boston Terrier

Gracias a esta medida los perros, gatos y otros animales, ya no podrán ser considerados como bienes inmuebles en los procesos de embargo o desahucio. Al igual que no podrán ser retenidos ni separados de sus dueños.

Por otro lado, si alguno de los miembros de la pareja maltrató a la mascota o amenazó con hacerlo, no podrá tener la custodia compartida.

Contenido patrocinado