Oksana Chusovitina: la gimnasta de 46 años se despidió de los JJ. OO
Getty

Conoce la historia de Oksana Chusovitina, la gimnasta de 46 años que se despidió entre aplausos de los Juegos Olímpicos de Tokio

La atleta más veterana de la historia en disputar unos Juegos Olímpicos, se despidió tras representar a 3 banderas en 9 citas olímpicas.

A sus 46 años, Oksana Chusovitina se despidió como la gimnasta más veterana de la historia. La uzbeka, con un puntaje de 14.166, no pudo entrar en la final de salto, su gran especialidad. Pese a esto, fue despedida con una ovación tremenda por todos los presentes en el Ariake Gymnastics Centre.

Escena épica

Tras finalizar su presentación en Tokio, las jueces se levantaron de sus sillas para rendirle tributo y ovacionarla, gesto que imitó inmediatamente todo el recinto.

Muchas de las gimnastas rodearon a Chusovitina para fotografiarse con ella y dedicarle palabras de cariño. La uzbeka, una referente en la historia del deporte, comenzó a llorar y tuvo que volver a subirse al pasillo de salto para saludar.

Un mito en vida

Ninguna gimnasta ha estado en más citas olímpicas que ella, que además ha representado a tres banderas distintas. En el 1992 participó como deportista del Equipo Unificado mientras la Unión Soviética se desmembraba; más tarde, con Uzbekistán; en 2008 y 2012, con Alemania; y desde Río, de nuevo con su país natal, Uzbekistán.

La gimnasta se despide con dos medallas olímpicas: el oro en el concurso general por equipos de 1992 y la plata en salto en 2008. Junto con eso, hay que añadir otras 11 preseas en campeonatos Mundiales.

Madre antes que deportista

En 1999 fue madre de su hijo Alisher, a quien en 2002 se le diagnosticó leucemia. Chusovotina y su marido, el luchador Bajodir Kurbanov, olímpico en 1996 y 2000, se instalaron en Colonia, Alemania, para que el niño recibiera tratamiento.

Oksana, que había abandonado la gimnasia tras dar a luz, se nacionalizó alemana y volvió a la competición para ganar el dinero que necesitaba para los gastos médicos de su hijo.

Oksana Chusovitina: la gimnasta de 46 años se fue ovacionada en Tokio
GettyImages

Antes de los Juegos de Londres anunció que serían los últimos. Después se arrepintió y quiso volver a representar a su país de origen antes de despedirse.

La Federación Internacional de Gimnasia (FIG) le concedió en 2013 un nuevo cambio de nacionalidad para que compitiera en Río, representando a Uzbekistán. Esa vez no tuvo dudas y aseguró que seguiría hasta Tokio 2020. Finalizando así, a los 46 años, su carrera como deportista profesional.

Contenido patrocinado