#Freebritney Tutela Britney Spears
Getty Images

Qué es el movimiento #FreeBritney y cómo la cantante terminó bajo la tutela de su padre

La Princesa de Pop declarará en el juicio para revocar la tutela de su padre. Un día importante para ella y para el movimiento #FreeBritney.

Sin duda, este 2021 ha sido muy fuerte para Britney Spears. Recordemos que luego de que el movimiento #FreeBritney tomara fuerza, las cosas cambiaron radicalmente este año. Luego de que el pasado 23 de junio la cantante hablara por primera vez ante un juzgado de Los Ángeles, California, todo cambió.

Este miércoles 29 se vivió un nuevo hito en su historia: La jueza Brenda Penny ordenó la SUSPENSIÓN INMEDIATA a de Jamie Spears como el tutor legal de su hija.

¿Qué es el movimiento #FreeBritney?

Hoy revivimos nuestro especial #TBT40 sobre el movimiento que hicimos hace un tiempo.

A continuación ahondaremos más en la problemática que la Princesa del Pop ha debido enfrentar en los últimos años. Cómo, por qué y qué pasará con su lucha judicial contra su padre y más, en este capítulo de nuestro podcast dedicado a los 90′ y 2000.

El motivo para recordar esto es que este miércoles la cantante declarará por primera vez de forma pública sobre la tutela legal que ha mantenido por más de 13 años su padre Jamie Spears.

Britney Spears y cómo la princesa fue apagando su llama

Recién iniciaba el año 2004 y Spears se casó con Jason Alexander en Las Vegas, sin firmar ningún tipo de acuerdo prenupcial, lo que asustó en pleno a sus representantes. Es más, fue uno de los primeros momentos donde ellos dijeron que ella “carecía de comprensión sobre sus actos”.

Sin embargo, el matrimonio fue anulado y pasaron los meses. Britney tuvo a su primer hijo y se casó con el padre de él, Kevin Federline. El amor al parecer iba bien, hasta que al año siguiente hicieron el estreno de su reality “Britney & Kevin: Chaotic”: esto fue una nueva lápida para la cantante, donde el show la dejó como una niña vacía incapaz de subordinar frases y que está obsesionada consigo misma.

Ya en el 2006 la cosa empeoraba: Britney fue captada conduciendo con su bebé en sus piernas… Sí, con una mano en el volante y la otra alrededor de Sean Preston. Ella se defendió explicando que intentó ayudarlo luego de un ataque de llanto provocado por una horda de paparazzi, sin embargo los servicios sociales ya comenzaban a alertarse de qué estaba pasando en el día a día de la familia que se agrandaría en septiembre del mismo año, dando a luz a Jaden James.

Corría la Navidad de 2006 y Britney estaba divorciada de Kevin y de fiesta con sus nuevas BFF, Paris Hilton y Lindsay Lohan en varias oportunidades… Algo nada fuera de lo común de cualquier persona que quiere pasarlo bien, pero detrás de esto nuestra querida “Lucky” estaba tocando fondo.

La crisis de 2007 y la furia de Britney

El 15 de febrero de 2007 es una de las primeras fechas claves dentro de la crisis de la Princesa del Pop. Este día ingresó a un centro de rehabilitación donde no duró ni 24 horas… Al día siguiente se dio la escena más dramática de Britney, donde se rapa la cabeza entrando en un cuadro de descontrol.

La peluquera cuenta que Spears entró en el establecimiento y le pidió que le rapase, porque sus extensiones le apretaban demasiado. Ante la negativa, la propia Britney cogió la maquina y se rapó al cero. Sus ojos estaban descontrolados según los testigos, y cuando se miró al espejo, rompió en llanto.

Pasaron los días, para ser más precisos, el 23 de febrero del mismo año, y ocurre el segundo hecho descontrolado, donde Britney sale de su auto y ataca a los paparazzi que le acosan con un paraguas. Ya no daba más.

Días después se disculpa, excusándose en que se estaba preparando para un papel en una película y se dejó llevar por el personaje… Sin embargo, Britney no ha aparecido en ninguna cinta desde 2002 ni tampoco estaba comprometida con nada similar. No menor, ese mismo año rechazó grabar la “Umbrella” para evitar el chiste y el sencillo terminó en manos de Rihanna.

MTV VMA en 2007

En septiembre de aquel año ocurre uno de los shows más desastrosos de Britney Spears en los MTV VMA, cuando presenta su nuevo tema, “Gimme More”.

Con la mirada perdida, incapaz de seguir la coreografía, con un muy mal trabajo elaborado por el equipo y con las extensiones más baratas de todo Los Ángeles. Lo peor de todo eran las cámaras enfocando a Rihanna quien no paraba de reír a carcajadas… Y Justin Timberlake mirando a cámara con una actitud similar.

Como si fuera poco, al mes después Britney perdió la custodia de sus hijos.

Sin embargo, un pequeño rayito de luz casi se vio con el estreno de su quinto álbum “Blackout” . Todo iba a que lograría el récord de convertirse en la primera persona en dejar cinco discos consecutivos en el número 1 de las listas americanas.

Sin embargo, Billboard decidió modificar una regla para permitir que el álbum de The Eagles, “Long Road Out Of Eden”, le quite el puesto a “Blackout”. Britney, por tanto, se queda sin récord… Lo raro es que a la semana siguiente, Billboard vuelve a dejar las reglas como estaban.

La custodia de los hijos de la Princesa de Pop

Avanzamos a enero de 2008, momento en que tras una visita de sus hijos, Britney se niega a dejar que Sean Preston y Jaden James regresen con su padre. Al llegar la policía, consideran que la cantante está bajo los efectos de una sustancia ilegal.

La justicia dictamina que debe ser internada, y que sus visitas reguladas queden suspendidas indefinidamente. Es ingresada en un hospital psiquiátrico bajo el código 5140 del estado de California, Estados Unidos.

El procedimiento dictamina que un agente de la ley puede confinar a un ciudadano (aun en contra de su voluntad) a tratamiento si considera que podría tener un desorden mental que ponga en peligro su propia vida o la de los que le rodean.

El juez también estipula que Britney quedará legalmente bajo la tutela de su padre, James, y de su abogado. Ambos tendrían acceso total a la fortuna y a las propiedades de la cantante. Meses después, la justicia decretaría que esta tutela sea permanente… Y el resto de la historia bien la conocemos.

Pasan algunos meses y Britney mejora; puede volver a ver a sus hijos e incluso aparece en un capítulo de “How I met your mother”, todo gracias a la ayuda de Larry Rudolph, su primer manager y quienes dicen los cercanos, una de las pocas personas que realmente ha estado preocupado de ella.

Jaime Spears y el surgimiento del movimiento #FreeBritney

En 2008 también estrena su disco “Circus” e, irónicamente, junto a su padre consiguen una orden de alejamiento contra su exmanager, su exnovio y su abogado ya que los tres estaban conspirando para hacerse con el control de la fortuna y la carrera de la cantante.

Corría el 2011 y ahora lanzaba “Femme Fatale”. No menor, actuaba un par de noches a la semana en Las Vegas con su nueva residencia… Todo parecía mejorar y continuaba bajo la tutela de su padre, además de pasar largas temporadas con sus hijos, de 12 y 11 años.

Concede las entrevistas justas, nunca canta en vivo y baila con más ganas que destreza. Hacía el intento de mejorar y salir adelante. Todos sabíamos que Britney necesitaba apoyo y creíamos que su padre estaba haciéndolo todo para ayudarla.

El quiebre problemático vino en 2019. En esa oportunidad se filtró una declaración ante el juzgado donde Britney afirmaba que había sido ingresada en una institución mental en contra de su voluntad.

Fue así que nació el movimiento #FreeBritney. Sus seguidores y seguidoras hacen hincapié en el abuso de autoritarismo de su padre, denunciando que si la cantante está tan mal como para no poder valerse por sí misma, cómo es posible que en los últimos doce años haya lanzado cuatro discos, hecho tres giras mundiales, participado en Factor X como juez y lanzado negocios de lencería y perfume.

El proceso judicial sobre su tutela legal

Lo que ha sido el año 2020 ha sido agotante -judicialmente hablando- para nuestra “Lucky”. Ha tenido que enfrentar varias citaciones y la mayoría a través de videollamada dada la pandemia.

Sin embargo, sí se reveló que busca a toda costa deshacer la custodia de su padre. Algo que ha sido problemático considerando que su abogado había sido elegido por su mismo cuidador.

En julio de este año se acusó de problemas que impedían a Britney declarar de forma tranquila y sin terceros que no era necesario que estuviesen en la audiencia. Esto cambió en agosto donde pudo hacer sus descargos correspondientes en una lucha donde su padre “accedía a dejar la custodia” pero traspasandola nada menos que a una empresa a su nombre”.

Britney pudo acceder a un abogado elegido por ella. En noviembre de 2020 logró que una tercera empresa se hiciera cargo de la mitad de sus ganancias. Con esto, su padre ya no puede hacer lo que quiera con el dinero de su hija sin que esta empresa lo sepa.

En diciembre hubo una nueva audiencia donde se reafirmó que la administradora Jodi Montgomery se hizo con el control de sus decisiones personales.

El 23 de junio fue un día importante para saber qué ocurrirá respecto a la tutela de Britney. La cantante declaró y expresó que quería buscar su libertad, culpando de abuso a su padre durante los últimos años.

Entre las horribles declaraciones estaba que usaba un dispositivo DIU en su contra para no tener más hijos, que no estaba autorizada a tomar decisiones básicas, entre otros.

La suspensión de Jamie Spears

Lo más reciente ocurrió este 29 de septiembre, día en que se suspendió de forma inmediata a Jaime como tutor de su hija. John Zabel, contador de una empresa privada, reemplazará momentáneamente a su padre en el rol de tutor. Esto significa que toma el control de toda decision financiera hasta que se prosiga con el caso.

De acuerdo al abogado de la Princesa del Pop, Mathew Rosengart, hay una posible opción que entre 30 y 45 días más, Britney Spears podría quedar totalmente libre de cualquier tipo de tutela.

Contenido patrocinado