Buenardo Significado Meme Origen
Captura

Diccionario 40: ¿Qué significa «Buenardo» y cuál es su origen?

La palabra también cuenta con sus variantes "Malardo", "Epicardo" y "Temardo", entre otros, los que abundan en redes sociales

Da igual si eres boomer y te quieres adaptar al lenguaje de hoy en día, o si eres un millennial que quedó atrás en cuanto a las tendencias centennial. Para ustedes, existe esta sección llamada “Diccionario 40” que tiene como finalidad explicar palabras y términos usados frecuentemente en redes sociales.

Así como hace unos días te enseñamos lo que es estar “Basado”, hoy llega el turno de “Buenardo”, un adjetivo calificativo que es muy ocupado por las nuevas generaciones.

Si bien su significado es bastante intuitivo, también es importante saber cuál es su origen, así como también la razón académica por la que es utilizado.

Buenardo: Origen y qué significa

Pese a que por lo simple cualquier persona se puede atribuir su origen, lo cierto es que el término “Buenardo” es ligado al popular streamer argentino Coscu, quien incluso tiene videos compilatorios diciendo la frase.

Incluso, con sólo ver algunos de sus registros, uno podrá encontrar varias de estas frases mientras él reacciona a canciones o videojuegos.

Según sus seguidores, él inventó el “Buenardo” en un video reacción sobre una canción de Nicki Nicole, donde incluso entregó variantes de esta como “Buenardísimo”.

Respecto a qué significa Buenardo, es una manera diferente de decir “Bueno”, pero con una mayor connotación.

¿Por qué se usa?

En una entrevista con TVN, el profesor de Literatura Creativa de la Universidad Diego Portales, Ricardo Martínez, entregó su visión académica de esta forma de hablar.

«Hace cien años, los neologismos argentinos solían pasar a Chile a menudo contrabandeados en las letras de los tangos. Así se encuentran, por ejemplo, «mina», «cana», «bacán». Hoy los neologismos desde Argentina –pero también de México o de Perú– nos llegan por las redes sociales y en especial por Youtube y los youtubers», comenzó dicinedo.

Sobre el por qué se usan, en la entrevista al medio antes mencionado, el académico aseguró que «Básicamente eso se debe a que ‘bueno’ (o ‘malo’) son palabras que las personas que trabajamos en lingüística denominamos como (altamente) connotativas. Eso quiere decir que son palabras cargadas emocionalmente«, dice.

«Este tipo de palabras presentan un problema: su valor connotativo o emocional se desgasta con el uso y el paso del tiempo, o sea, su efecto se va perdiendo. Y entonces las y los hablantes deben encontrar otras palabras connotativas para reemplazar a las anteriores que están desgastadas«, concluyó.

Contenido patrocinado