Creador Yu Gi Oh Kazuki Takahashi
Captura

Fallecimiento de Kazuki Takahashi: Confirman causa de la muerte del creador de «Yu-Gi-Oh!»

Al mismo tiempo, Konami expresó que continuarán con el legado de "Yu-Gi-Oh!" con todo el amor y cuidado que se merece

El pasado jueves, el mundo geek tuvo un triste despertar tras darse a conocer que Kazuki Takahashi, el creador de Yu-Gi-Oh!, falleció a los 60 años, dejando consigo una de las sagas más populares en la historia del manga, anime y juegos de cartas coleccionables (TCG).

En esos días, no se tenía mayor información respecto a la causa de su muerte. Lo único que se sabía es que su cuerpo fue encontrado flotando el miércoles a 300 metros de la costa de la ciudad de Nago en Okinawa, Japón.

El cadáver del mangaka fue hallado por un bote que recorría dicha zona y se dio a conocer que estaba con un equipo de buceo.

Bajo esta info, además de los exámenes pertinentes, se dio a conocer cómo fue que murió Kazuki Takahashi.

¿Cómo murió Kazuki Takahashi, el creador de “Yu-Gi-Oh!”?

Según los informes publicados en Japón tras la autopsia, el creador del maravilloso juego y serie “Yu-Gi-Oh!” falleció debido a que se ahogó.

Takahashi falleció ahogado el mismo día en que fue encontrado; además se descartaron sospechas delictivas en torno a la muerte.

Konami se refirió a la partida del sensei

Konami, la empresa encargada de distribuir las cartas de «Yu-Gi-Oh!» también se refirió a la muerte del creador de la saga, asegurando que se comprometerán a continuar con el legado del japonés.

A través de un comunicado, la compañía dijo “Estamos conmocionados y entristecidos al enterarnos del repentino fallecimiento del Sr. Kazuki Takahashi. Estamos profundamente agradecidos por el maravilloso universo que Yu-Gi-Oh! ha creado, y nuestros pensamientos están con sus amigos y familiares en este momento difícil».

«Junto con sus innumerables fans, nos comprometemos a continuar con el legado de Yu-Gi-Oh! con todo el amor y cuidado que se merece”, añadieron desde Konami en memoria del sensei que nos enseñó a creer en el corazón de las cartas.

Contenido patrocinado