VIDEOJUEGOS ADICCIÓN
Captura

La OMS considera la adicción a los videojuegos como un trastorno mental

El problema de jugarlos sin control se unió a la lista de padecimientos del organismo mundial y que afecta a millones de jóvenes en el mundo

Todos nos hemos sentido fascinados alguna vez por los videojuegos. Sin embargo, para muchos jugarlos se convierte en un problema difícil de dejar. Esto es lo que llevó el viernes a la OMS a considerar su adicción como un trastorno mental.

La Organización Mundial de la Salud decidió incluirla dentro de su lista su undécima versión de Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). Específicamente, en la categoría de “uso de sustancias o comportamientos adictivos”.

Cuando los videojuegos dejan de ser divertidos

A partir del 1 de enero de este año, se ha empezado a reconocer de manera oficial el «uso peligroso de videojuegos» como uno de los factores que considera que influyen en el estado de salud, en la misma categoría que los juegos de azar.

«La adicción a videojuegos se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente (a juegos digitales o videojuegos), que puede ser en línea (es decir, a través de Internet) o fuera de línea», explica la OMS en la nueva lista.

VIDEOJUEGOS

De esta forma, entre los rasgos que distinguen a las personas con este trastorno están:

  • La falta de control sobre juego, tanto el momento en que se producto, la duración o el contexto.
  • El aumento de la prioridad sobre el resto de las actividades vitales.
  • La continuación o intensificación del juego a pesar de las consecuencias negativas en la persona.

Asimismo, el patrón de la conducta del juego “puede ser continuo o episódico y recurrente” como resultado de una angustia o un deterioro significativo en el funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes.

Uso, abuso y adicción

Situaciones como estas hemos ido conociendo en los últimos años, debido a la intensificación del uso de internet en nuestras vidas, e incluso hechos catastróficos como fue la llegada de la pandemia a nuestro país y el mundo.

Al respecto, distintos países como China han decido tomar medidas contra la adicción de los jóvenes: desde restringiendo los horarios de juego hasta la construcción de centros de rehabilitación.

Con la CIE-11, se anima a que los estados miembros de la OMS se comprometan con el documento, tras su aprobación en la 72ª reunión de la Asamblea Mundial de la Salud en 2019. Actualmente, 35 países ya la están utilizando.

Para ello, se les pide a expertos de la salud o personas cercanas a un afectado que presten atención a los síntomas, y estar atentos si es que ven que los videojuegos se convierten en una adicción sin control.

Contenido patrocinado