MODIFICACION CHOLITO
Getty

Ley Cholito: Presentan reforma para endurecer penas a quienes maltraten o faenen a mascotas inscritas

La iniciativa nace a partir del polémico caso de una joven que ingirió un chip de perro al comer un anticucho en Estación Central.

Hace unas semanas, se masificó la historia de una pequeña de 8 años que llegó al hospital con fuertes dolores estomacales. ¿La insólita razón de su dolor? Ingirió un chip de perro al comerse un anticucho en los tradicionales puestos de Estación Central.

A raíz del inaudito incidente, se ha presentado un proyecto que aumente las penas en la llamada Ley Cholito, que vela por el bienestar de las mascotas.

MODIFICACIÓN A LA LEY CHOLITO

Según explica Diario Constitucional, la reforma a la ley sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía fue presentada por la diputada Ximena Ossandón.

El proyecto busca aumentar el castigo para quienes realicen maltrato animal con el objetivo de comercializar sus partes como alimento.

En específico, el objetivo de la reforma es modificar de tres a cinco años la pena de cárcel, además del pago de 30 UTM (más de $1,6 millones de pesos) para quienes infrinjan este delito.

“Confío en que este tipo de proyectos tienen una mirada que va en el bienestar de la familia, de aquellas personas que tienen a sus mascotas como parte de sus terapias, de acompañantes e incluso de asistencia para personas con capacidades distinta”, señaló la diputada Ossandón.

LOS HORROROSOS ANTECEDENTES

Como te adelantamos, la iniciativa llega un par de semanas después de conocer el horrible caso de una niña de 8 años que se tragó un chip de perro al comer un anticucho en Estación Central.

Esa situación se une a las múltiples denuncias que se masificaron el año pasado por parte de vecinos de Maipú y la Fundación Huellas Unidas.

Entre septiembre y diciembre, el grupo comunal denunció el hallazgo de pieles de animales en un campamento en Maipú. La situación se repitió varias veces y publicaron la historia en redes sociales: “Es horrible lo que nos encontramos, el olor es terrible. Son muchas pieles completas de perros y no es algo que haya que buscar, están botadas explícitamente”, recoge T13.

Contenido patrocinado