¿Por qué Doja Cat debe operarse de las amígdalas?
Getty Images

¿Por qué Doja Cat debe operarse las amígdalas?

A través de un comunicado, la artista anunció que deberá cancelar todos sus compromisos musicales, como su participación en Lollapalooza Chicago

Pese a que durante el último tiempo Doja Cat ha estado en el centro de la noticia debido a sus reacciones vía Twitter y los problemas con sus seguidores, actualmente la cantante estadounidense hace noticia debido a su estado de salud.

A través de las redes sociales, Amala Ratna Zandile Dlamini (nombre real de la artista), dio a conocer que deberá cancelar todos sus compromisos musicales, lo que incluye su participación como invitada especial en la gira de The Weeknd, además de su presencia en varios festivales como Hangout Music Festival en Alabama y Lollapalooza Chicago, ya que se someterá a una operación en la garganta.

Y aunque la cirugía no será compleja, ni representa mayor riesgo para la artista, ha decidido que descansará durante un tiempo tras la intervención para recuperarse al 100%.

16526754555156

COMUNICADO DE DOJA CAT

“Hola, chicos. Quería que lo escucharan de mí primero. Desafortunadamente, tengo que operarme las amígdalas lo antes posible. La cirugía es de rutina, pero la recuperación llevará un tiempo debido a la hinchazón. Eso significa que tengo que cancelar mi festival este verano, así como la gira de The Weeknd. Me siento horrible por esto, pero no puedo esperar a que sane y volver a hacer música para crear una experiencia junto a ustedes”.

1653293583443
Doja Cat Operación

Junto a lo anterior, fue la propia artista quien detalló que sus amígdalas se infectaron antes de los BBMAs, y que producto de lo irresponsable que fue con su salud, ahora debieron operarla, proceso que tal como ella describe ha sido bastante doloroso.

«Mis amígdalas se infectaron antes de los BBMAs y estaba tomando mis malditos antibióticos pero se me olvidó que estaba haciéndolo y entonces tomé vino y estuve vapeando todo el día y empecé a sentir una cosa asquerosa en mi amígdala así que me hicieron la cirugía».

«El me pinchó el absceso un par de veces, succionó todo el jugo y con una cosa afilada cortó en dos lugares y y exprimió toda la sustancia pegajosa que estaba allí. Lloré y me dolió mucho pero estoy bien».

Contenido patrocinado