Snapchat Dismorfia
Getty Images

¿Qué es «Snapchat dismorfia», el trastorno provocado por las redes sociales?

Esta situación puede afectar a gente de toda edad, pero en su mayoría a los jóvenes ya que ellos están más expuestos al mundo digital

Las redes sociales han tenido durante los últimos años un papel muy importante en la comunicación, sin embargo, si no se utilizan con responsabilidad pueden causar grandes consecuencias en los usuarios.

Una de ellas es la Dismorfia de Snapchat, un trastorno de autopercepción que afecta principalmente a los internautas más jóvenes, debido a que ellos conviven la gran parte del tiempo con las plataformas digitales.

Pero, ¿de qué trata realmente esto? Te lo contamos a continuación.

El poder de las redes

Es común ver en Instagram, Snapchat y TikTok a un sinfín de personas usando filtros de distintas categorías, ya que algunos que son divertidos y otros que cambian totalmente la apariencia del usuario.

De esta forma, ofrecen nuevo color de ojos, del pelo, del rostro e incluso lo adelgazan.

De acuerdo Cosmopolitan, los tratamientos estéticos antes se los realizaban personas más adultas para disminuir los signos de la edad, sin embargo, ahora son los jóvenes quienes se están realizando estos procedimientos, lo que se relaciona totalmente con las redes sociales.

«Diversos estudios científicos confirman que el abuso continuado de los filtros en RRSS, sobre todo cuando hay falta de madurez y problemas de autopercepción o autoestima, puede desembocar en una verdadera adicción al efecto que proporcionan dichas ‘máscaras digitales’», indicó una profesional al medio.

Doing Video Call From Personal Perspective With Niece And Funny Kitten Filter Face.

¿De qué trata este tipo de trastorno?

El término Snapchat dismorfia, se relaciona a la obsesión que puede tener un usuario con sus fotografías editadas o perfeccionadas por los filtros, principalmente de Instagram y Snapchat.

Asimismo, cuando las personas ven su imagen “perfecta” empiezan a rechazar su aspecto natural y se crean grandes complicaciones con la apariencia física. De acuerdo a profesionales, esto puede causar depresión, ansiedad y cambios de personalidad.

De acuerdo a la Asociación Estadounidense de Psiquiatría clasifica el trastorno dismórfico corporal (TDC) dentro del espectro obsesivo-compulsivo.

Contenido patrocinado