VIRUELA MONO
Captura

Viruela del mono: ¿Qué es, qué la causa y cuáles son los síntomas?

Durante los últimos días, esta extraña enfermedad ha presentado un rebrote mundial, a pesar de que existe hace más de 50 años.

Seguramente has escuchado últimamente sobre la viruela del mono. Es una enfermedad extraña, pero leve y de baja mortalidad. A pesar de que aún no se detectan casos en el país, es necesario saber qué la causa y cuáles son los síntomas, para estar pendientes.

¿QUÉ ES LA VIRUELA DEL MONO?

Según explica El País de España, la viruela del mono es una enfermedad que se causa por un ortopoxvirus de la familia de la viruela.

Se le denomina del mono porque fue descubierta por primera vez en esos animales, en 1958; a pesar de que igual se puede encontrar en roedores. En 1970 se detectó el primer caso en un humano, en la República Democrática del Congo.

Desde ese año, se han detectado algunos brotes en países africanos, y raramente fuera del continente. Hasta ahora.

¿CÓMO SE CONTAGIA?

La vía principal de contagio es de animales salvajes a humanos. Esto, a través de un contacto estrecho de fluidos, tales como mucosas o heridas.

En el contagio entre humanos, además de los fluidos ya mencionados, también se consideran los sexuales. Por lo que las relaciones sin protección son de alto peligro. Esta sería una de las vías que habría motivado el nuevo brote fuera del continente africano.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Según El País, los síntomas de la viruela del mono se asemejan a los de la viruela tradicional, pero más leves.

Los primeros son fiebre, dolores musculares y cefalea. La evidencia científica señala que entre uno y tres días después, comienzan a aparecer las distintivas erupciones cutáneas. Suelen aparecer primero en la cara y luego el resto del cuerpo.

¿LA VIRUELA DEL MONO ES LETAL?

La viruela del mono no es una enfermedad grave y suele evolucionar favorablemente sin tratamiento alguno.

Su letalidad es baja y casi nula, exceptuando casos en África, pero que son cifras difíciles de exportar dadas las diferencias sanitarias.

En el nuevo rebrote, no se han detectado fallecimientos.

Contenido patrocinado